Digo yo, no sé


LA PALABRA DEL VIAJE: FAMILIA
Cuando pienso en el llano, ese que inundó mis ojos de maravillas, la palabra que se viene a mi mente es inmensidad. Pero este viaje lleno de momentos sucedidos en esos hermosos paisajes merece sin duda la palabra que titula el presente artículo.
Como buena “pata caliente” no paro en casa, quizá porque sé que el hogar está allí y siempre lo estará para mi. Es algo que no había concientizado del todo, y en mi apretada agenda pocos espacios dejo para ese compartir con mis seres queridos: los adoro y estando lejos o cerca, siempre será así. Pero, como todos los viajes, este transformó algo en mí.
Conocí a la familia Montoya, una hermosa y numerosa familia de Barinas, uno de nuestros adorados estados llaneros. En su geografía decidieron comprarse un rincón verde y encantador, donde cada uno construyó un cuarto a orillas del río Canaguá en la capital de los ríos de Venezuela, Pedraza. Allí comparten por igual niños, chamos, señoritas, señores y doñas, donde cada uno se destaca en un rol para hacer del momento un encanto. Fueron ellos quienes nos invitaron a compartir su tradición de semana santa: los sietes platos y por supuesto, nos fuimos.
Al llegar a una casa cobijada por un gran árbol de mangos, me sentí feliz de estar en ese lugar. Al momento de la comida salieron alegres los siete platos y todos en las mesas compartiendo, pasándose las perolas llenas de comida (caraotas, carne mechada, chigüire, arroz, pasta, ensalada cocida y yuca) hicieron que se me inundaran los ojos de lágrimas. Ese momento, lleno de sencillez, libre de todo protocolo tedioso, lleno de amor; me desbordó el corazón de una realidad: eso es LA FAMILIA. Y entonces cambié la palabra del viaje, o quizá la una y se vuelva una frase: LA INMENSIDAD DE LA FAMILIA. Tuve que aguantarme la lloradera pero las lágrimas se salían solitas entre cada bocado, llena de agradecimiento por estar viviendo tan emotivo momento lleno de amor.
Es la familia un sistema lleno de seres diferentes pero con un sentimiento común que los une a pesar de todas esas diferencias: EL AMOR. Y no hay amor como el de la familia, no hay amor que pueda compararse y no hay manera de remplazarle. A partir de hoy, en mi agenda, estará el espacio que me regalaré con el mayor tesoro de la vida, quizá tenga la dicha algún día de incluir a uno o varios miembros a ese círculo de amor incondicional.




SOMOS NATURALEZA

Este jueves 03 de marzo se celebra el Día Mundial de la Naturaleza. Está buscando un poco de inspiración para escribir una línea en nuestras redes y lo que conseguí me dejó abismada, copio a continuación algunos de los conceptos de la Real Academia Española sobre la palabra Naturaleza 

1. f. Principio generador del desarrollo armónico y la plenitud de cada seren cuanto talsersiguiendo su propia e independiente evolución.
2. f. Conjunto de todo lo que existe y que está determinado y armonizado en sus propiasleyes.
4. f. Instintopropensión o inclinación de las cosascon que pretenden su conservación y  aumento.
11. f. Cualidad de los seres humanos no modificada por la educación.

Existe una ínfima relación entre estas descripciones y lo que somos, los que nos identifica como parte de aquello que llamamos naturaleza como si estuviese fuera de nosotros. Nada de lo que somos existe más que dentro de cada uno, y dentro de nuestra existencia somos naturaleza. Eso que describe la RAE, como nuestra cualidad antes de la educación, nos deja en claro que nuestra naturaleza entonces queda sugestionado, entendiendo claramente el por qué no nos sentimos parte de ese todo natural que nos rodea ¿Qué pasaría con la humanidad sin los modelos y patrones de conducta? ¿Qué pasaría si nos enseñaran que somos parte de esa naturaleza que a veces vemos como algo externo? Cuando alguien me dice que la naturaleza del ser humano es egoísta, no lo creo, creo que nos enseñaron a serlo. 

El primer concepto habla de algo claro "desarrollo armónico y la plenitud de cada ser" ¿Cómo puede ser esto más claro? Eso es la naturaleza, la plenitud de cada ser conjuntado en un sistema armónico, que debido a nuestra "educación" hemos desequilibrado por ser atrapados en el consumo y las trampas de la acumulación que para nada son la prosperidad que emana de forma natural este planeta de gracia. 
Si, es el Día de la Naturaleza y bien pudiera hablarles de la contaminación, lo necesario que es preservar, etc, etc. Pero no, yo creo que eso es solo una consecuencia de haber olvidado nuestra verdadera naturaleza a la que me encantaría acercarles con este escrito. El planeta no necesita nuestra ayuda, habla nuestro ego si lo creemos así; el planeta se regenerará luego de miles de años como lo ha hecho en otras oportunidades. Quien necesita de nosotros somos nosotros mismos, estamos a punto de extinguirnos por no sentir, entender, aceptar y exteriorizar lo que somos, NUESTRA VERDADERA NATURALEZA es la única que puede salvar a la raza humana de su extinción y frenar los daños al ambiente que venimos causando con nuestra devastación.



LA FELICIDAD ES EL CAMINO

Una vez más la inmensidad de las montañas me sorprendió. Esta vez a 4.200 msnm camino a la Laguna Santo Cristo, la más grande de montaña de Venezuela, volví a callar mis pensamientos para conectarme con la naturaleza y la gente. Certifiqué en la inmensidad la sensación de no ser más que un micro punto en el espacio, y en las conversaciones con mis acompañantes de camino que la felicidad es una decisión. Pero esa decisión tiene que venir acompañada de la convicción de trabajar para conseguirla en cada día, para hacerla tu compañera de vida. Es decir, no se trata solo de decidir ser feliz como un remedio mágico a cualquier dolor que te persiga, sino de entender el origen de ese dolor, tener la valentía de enfrentarlo para liberarlo y sanarlo. No podemos ser felices mientras carguemos con culpas, miedos y dolores, así lo decidamos conscientemente; la decisión de ser feliz incluye la valentía de enfrentar nuestros miedos y dolores. De esa forma entendemos su origen, lo trabajamos y lo liberamos, de allí la verdadera felicidad: la capacidad de entender, afrontar y liberar los dolores y miedos que se presenten en nuestra vida.

Como dice la canción “no hay camino a la felicidad, la felicidad es el camino” pero no implica que ese camino no tenga obstáculos, dolores y miedo, sino que desarrollemos la capacidad de superarlos desde el profundo convencimiento que merecemos ser felices.

Todos tenemos cargas, unas parecen mas grande que otras, pero la verdad es que para cada persona que la lleva, suele ser igual de pesada. Todos venimos a la tierra a aprender, a crecer y evolucionar, por lo tanto todos tenemos cosas que superar. Pero lo que no todos están dispuestos es a enfrentar conscientemente nuestras propias limitaciones y entender nuestro camino de aprendizaje. Felicito a todos los valientes que han asumido con optimismo y fuerza el timón de su vida, entendiendo que son el capitán del barco que navega en los mares complejos y hermosos del mar de la existencia.

 

VIVIR PARA AMAR, AMAR PARA VIVIR

No importa de donde vengas y a donde vayas, qué idioma hables, qué nacionalidad tengas, como estén tus cuentas, si andas solo o acompañado, mucho menos el color de tu piel o tu religión, estamos todos en la búsqueda del sentido de la vida. Algunos menos despiertos, andan como robots de un lado al otro, haciendo lo que alguien les dijo que tenían que hacer; pero estoy segura que hasta ellos en algún momento se pregunta ¿Qué es la vida, para qué estoy vivo?  Esa pregunta la responde muy bien el difunto Economista Sampedro: “Estamos vivos para vivir, para dar lo que cada uno tiene que dar y así poder recibir lo que cada uno vino a recibir”.
¡Para vivir! ¡Estamos vivos para vivir! ¡Es así de sencillo! Y que fuese de la vida sin el amor, allí entonces entra otra pregunta ¿Qué es amor? Amor para mi es entrega, servicio, desinterés, plenitud, comprender, pero sobre todo ACEPTAR. Si, aceptar, eso que me cuesta tanto cuando de cosas que considero negativas se trata, y acaso ¿Quién soy yo para definir que es bueno o malo, que es justo o injusto, que es blanco o negro? Pasamos la vida etiquetando, tratando de entender a los demás a través de nuestros ojos y no de nuestro corazón, a través de nuestros principios y no de nuestros valores humanos; pasamos la vida engañados acerca de lo que somos y de lo que otros son, porque no somos capaces de quedarnos desnudos de alma para poder percibir nuestra verdadera esencia y con ella, la de otros.
Todos los años para Ecotur lo identifico con una palabra acerca de la meta general de ese año, este año le pondré una palabra a mi año 2016, en lo personal mi 2016 será ACEPTAR. Aceptarme a mí para poder aceptar a otros.
Lamento tanto haberles etiquetado durante todos estos años, confíen en que siempre fueron etiquetas positivas porque me encanta ver la vida a la mitad, la mitad bonita. Pero esas etiquetas no son ustedes, son lo que yo creo que ustedes son. Espero deshacerme de todo para entender su verdadera esencia y aceptarla como sea, porque eso es amor. Al final, todos los caminos llevan a ROMA, que al revés es AMOR. 



EL MOMENTO ES AHORA

Tengo años escuchando lo mismo "vive el ahora, el presente, la vida es un ratito" y debo confesar que por mas que me esforzaba siempre estaba pensando en el mañana, planificándolo, deseando todas esas cosas que quería alcanzar.. Mientras estaba en ese estado de "angustia" por construir mi mañana se me pasaba el ratito, un ratito importante de mi vida. Cuando alguien o algo me detenía a pensar en el ahora decía: si claro, lo estoy viviendo pero debo seguir planificando y trabajando para el mañana. Era una falsa afirmación, era lo que creía q hacia pero no era cierto. Así estaba siempre esperando lo que el mañana me traía, y no hay nada mas alejado a vivir el hoy que andar esperando. De esa forma siempre esperaba mas, quería seguridad: casa, empleo, novio, familia y todas esas cosas que son seguridad para la sociedad. En ese empeño mucho dejaba pesar y me la pasaba exigiendo. Cuando hay tensión creas obligación, y nadie ni nada esta obligado a darte aquello que tontamente esperas.Ahora entiendo a qué se referían, no se trata de no planificar un poco, se trata de no esperar. No esperar que alguien haga algo, no esperar que mañana suceda aquello, no esperar nada porque todo lo que necesitas está en ti y está sucediendo ahora; y cuando descubres esa verdad, ya no estas esperando sino agradeciendo. Agradeces desde que te levantas, agradeces la cola, la lluvia, el día, la noche, el mensaje de esa persona especial, agradeces el momento. Por extraño que pueda parecer, empiezas a recibir mas de lo que un día esperaste, porque simplemente ya no estas esperando sino dando todo lo que hay en ti para dar, en cada nuevo día de vida. Cambiaste el "yo espero" por el "yo agradezco" y a partir de allí todo comienza a fluir de una magnífica forma.Cuando abro los ojos en la mañana, digo: gracias!! Tengo otro día de vida, haré algo genial con este regalo! Y no importa si lo que suceda pueda parecerme malo o bueno, lo termino agradeciendo porque es parte de mi aprendizaje.Por eso y por todo lo que soy: gracias! Gracias por estar allí, gracias por leer esto, gracias por haberme regalado una sonrisa, simplemente "gracias" es y será mi palabra  favorita.


LA VIDA Y SUS RÁPIDOS

Rafting en Barinas - Sep 2015

Nos lanzamos río abajo luego de unas breves instruccione, con cascos y chalecos puestos, llenos de ganas de vivir al máximo esa nueva experiencia. Yo iba feliz, sobre todo cuando me tocaba ir al frente donde se vivía mayor adrenalina y la sensación de influenciar el sentido del bote, de prestar mayor colaboración en el alcance de la meta. Sin duda alguna, el mayor trabajo iba atrás con el guía, direccionando sigilosamente cada paso y orquestando el trabajo del equipo.
En el grupo de parejas, yo era la excepción; disfruté de observar lo importante de la compañía, lo sabroso del apoyo, lo enternecedor de un abrazo y un beso dado con sinceridad. Veía como se apoyaban entre ellos para ayudar al otro a vencer sus miedos, para rescatarle del río una vez caído; para dar un abrazo, hacer un gesto, celebrar juntos la experiencia. Me encanté tanto por la relación de cada uno que me atreví a preguntarles como se conocieron, como quien busca entender los lazos que teje el destino para quienes descubren el amor. Algunos de muchos años compartidos, otros de pocos meses, pero todos compartieron esos días llenos de apoyo, compañía, risas, retos, miedos; compartieron esos días desde el amor.
Entendí la semejanza entre la actividad del rafting y la vida en pareja: remar en coordinación para direccionar correctamente el bote, si el otro se cae saber rescatarlo rápidamente, si siente miedo ante un reto, ayudarlo y acompañarlo hasta que lo supere, y saber desistir cuando el intento hay que dejarlo para luego, respetando los límites de cada uno. Es la dicha de la interdependencia que espero poder disfrutar a plenitud cuando el hilo de la vida me lleve al amor de pareja. En ese momento remaremos juntos en los rápidos de la vida, esquivaremos los obstáculos, sortearemos las caídas, superaremos los miedos y aprovecharemos cada tramo calmo para un abrazo, un beso y un gesto que nos permita continuar.

 

INMENSAMENTE AGRADECIDA

Solté las tareas pendientes para escribir estas líneas porque ya no soporto más. No me cabe el pecho tanto cariño demostrado, tantos detalles, tanta dulzura para conmigo. Tengo ya años recibiendo de cada uno de ustedes palabras, momentos, gestos, imágenes y tanto más que ya no puedo recordar. No sé qué hice para merecer tanto afecto, tanta solidaridad y apoyo, tanta generosidad de cada uno de ustedes, y mientras escribo esto lloro de felicidad porque no me cabe dentro del pecho tanto querer.
Quizá peco de cursi, estoy segura que ustedes que me conocen, saben que no es así. Es que estoy realmente agradecida con y por la vida, y ustedes son la mejor parte de ella. Nos hemos conseguidos en diferentes puntos, hemos estado presentes y ausentes, alejados y cercanos, pero siempre allí con una palabra oportuna, con un abrazo sincero, con una sonrisa encantadora; ustedes han hecho de mi vida una historia digna para un libro que pienso algún día escribir.
Me sorprenden cuando alguno me comunica algo, y me parece que sólo soy un espejo donde están viendo la mejor parte de cada uno! Cada uno de ustedes ha aportado algo hermoso y valioso a mi vida, cada momento vivido es una bola de pensamiento dorada gracias a su compañía. No me siento sola nunca, cada momento de mi día está acompañado de su amor incondicional. Un día escribí el texto que cito a continuación, y que hoy lo tengo más presente que nunca:
Salen equidistantes cada una de las líneas de un asterisco, para ir sin más remedio al centro a coincidir en un único punto. Así es como cada persona y su energía, saliendo de puntos diferentes con un recorrido lleno de historias personales, llega a un punto único a encontrarse con aquellos viajeros de la vida que multiplicarán su esencia, que ayudarán a tejer sus sueños para convertirlos en realidades. Este viaje fue de inolvidables experiencias, de incontenibles sentimientos y de maravillosos encuentros.
Si la vida funciona como un espejo en donde ves proyectada tu esencia, entonces agradezco cada uno de los aprendizajes obtenidos a lo largo del camino que me han llevado a atraer personas especiales como ustedes.
Gracias por los momentos, y aunque el apego es un paso a superar de nuestro día a día, no les engañaría si les digo que me encantaría volverlos a ver en uno de esos parajes que la naturaleza sabia regaló a Venezuela.
Sepan todos que cuando muera, así sea hoy mismo, lo haré feliz porque cada minuto de mi vida lo he vivido intensamente. Gracias a todos por estar en mi historia de mi vida de esa manera tan única que cada uno lo ha hecho. LOS AMO INMENSAMENTE.


CAMBIA, TODO CAMBIA

Siempre hablamos de dejar fluir las cosas, de entender los cambios o solo aceptarlos, pero quizá por naturaleza, el humano busca la comodidad de lo que entiende por seguridad, ¿o no fue así que dejamos de ser nómadas para comenzar a ser sedentarios? Pareciera ser visto en la historia como evolución humana, pero definitivamente no aplica cuando se habla de crecimiento espiritual: lo palpable, lo sentible, lo visible e invisible, nada es seguro.


Es tarea mi gran tarea trabajar el desapego, entender los cambios constantes asociados a estar en estas tierras donde el bien y el mal no existen, sino las percepciones y conceptos. A pesar de que mucho entendiendo y asumo la tarea, aparecen a veces embestidas que me tambalean las falsas apreciaciones de lo que creo haber superado.

Esa ultima embestida fue el cambio de mi supervisora, una de esas excepcionales que sabes no abundan. Una mujer de temple firme, de pensamiento amplio y profundo, de conocimientos y sabiduría (que no siempre aparecen juntas), honesta, brillante, trabajadora. Si, es eso y más, un líder natural que me entregó durante algunos años invalorables aprendizajes. Saberme sin ella dirigiendo, significa una gran tarea de desapego.

Sumergida en el dolor de la separación, sabiendo que liberarlo es la mejor forma de deshacerme de él, llegaron a mí esas palabras mágicas que aparecen para aliviarte. A veces pasa con canciones, a veces con un momento, esta vez una bella amiga me escribió “Las almas elegimos ciertos procesos para evolucionar, de eso he aprendido mucho este año, entre ellas el desapego. Hay seres maravillosos y trabajadores como Nélida, de seguro esto es un paso más hacia la felicidad, somos seres humanos y sentimos rabia, tristeza y alegrías, pero trata de conectarte con el amor, con la paz, para que puedas transmitírsela a ella, para mí es una gran profesional, para ti una gran amiga y maestra, se recíproca y vibra alto por ese amor”

Fue esa frase la que me hizo terminar de llorar, soltar y continuar. Dentro de mí habita la alegría de haber estado esto años bajo su sabia tutela, aprendiendo y creciendo. Veremos entonces cual es el siguiente escalón que mi alma ha decidido subir.

Para mi supervisora, toda mi admiración y respeto, segura de que su inigualable labor seguirá transformando otros espacios. Vibraré nuevamente alto por ese amor. 


Pero no cambia mi amor
por mas lejos que me encuentre
ni el recuerdo ni el dolor
de mi pueblo y de mi gente

Lo que cambió ayer
tendrá que cambiar mañana
así como cambio yo
en esta tierra lejana


Cambia todo cambia
Pero no cambia mi amor...

  ES CUESTIÓN DE ENERGÍAS

Así dicen: “la gente llama lo que es”, “dime con quien andas y te diré quien eres”, “todo anda en la misma frecuencia”, y muchas otras frases de la jerga popular que nos dan información para analizar. No me queda duda, así funciona todo lo que interactúa en la tierra: se atraen, como una atracción constante entre partículas que juntas forman cosas, personas. A veces vemos a las  que nos rodean muy diferentes a nosotros porque no nos escudriñamos, porque realmente no sabemos quienes somos y suponemos quien es el otro. Cuando aceptamos que todo lo que nos rodea es un espejo de nosotros, TODO, entonces podemos empezar un cambio real, podemos identificar nuestros puntos débiles, nuestros puntos a mejorar y nuestras virtudes, que se convierten en un eje de apoyo para crecer. Así es como la llamada “suerte”, considerada el resultado positivo de un suceso poco probable, acompaña siempre a personas cargadas de un optimismo contagioso; no es cuestión de suerte, ellos están creando hermosas realidades al creerlas posibles. Esto no quiere decir que no pasen por momentos difíciles, que no deban tomar decisiones cuestionables, en lo abolsuto, sino que en cada encrucijada de la vida toman lo mejor y construyen con eso, en vez de quedarse mirando lo que no tienen, es la teoría del vaso medio vacío o medio lleno.
Acepta tu poder de crear, tus potencialidades y defectos, observa las realidades como son y trabaja con la parte positiva de ellas. En el orden divino de la creación individual, el inicio de tu realidad empieza en el pensamiento, descubre lo que piensas, cuida lo que dices y verás como tu actuar cambiará y con él, tú entorno completo, tu realidad.



CAMINANDO MALCRIADA POR LA VIDA 

De tanto creerme que todo es posible, he alimentado la parte malcriada de mi existencia, y ante las últimas situaciones salió a relucir esa niña inconforme y peleona que cree que todo lo merece. Así es, en mi afán de creer y crear sueños, dejé pasar por alto las maravillas que me estaba regalando la vida, y en vez de agradecerlas como herramienta potenciadora de la construcción de mi propósito de vida, me quejé de ellas, porque pensé que mi plan es mejor que el que tiene Dios para mí. Suena duro, pero es mi conclusión ante mi frustración por creer no poder dedicarme completamente a lo que me llena y me gusta.
Justo luego después de escribir las anteriores líneas, hice una pausa para seguir la recomendación de un amigo y ver la película “El camino”, lo que terminó siendo una confirmación de lo expuesto anteriormente, y me explicó muy bien la razón de esa sensación. Mi ego, mi ego moldeando y controlando todos los episodios de mi vida, no permite que las cosas que tengan que suceder simplemente sucedan. Mi ego, creyéndose mejor todo el tiempo en todo aspecto, controla mi actuar, toma decisiones y me lleva por el camino que considera correcto. La diferencia surge cuando sigo mi brújula interior porque estoy escuchando mi naturaleza, mi esencia. Cuando me creo merecedora de más, cuando creo que las cosas deberían ser diferentes porque “he trabajado mucho para eso”, simplemente es el ego controlándome una vez más. El mensaje estaba claro en la película: “Si tan solo puedes dejar de interferir en tu propia  vida, y simplemente dejas que las cosas se hagan; si puedes llegar a ese lugar, nada quedará sin hacer”; más explícito imposible, ese mensaje era directamente conmigo, era la respuesta ante mi frustración, ante mi malcriadez.
Para mi no es una casualidad que justo cuando escribía sobre esto, hiciera una pausa para ver esa película, ese mensaje era directamente para mí, me explicó que estaba sucediendo, por qué y lo mejor: cómo resolverlo. La respuesta ya la sabía, pero que difícil se vuelve aplicarla cuando tienes ego, simplemente es dedicarme al servicio. Siempre he visto a Ecotur como un canal de crecimiento, de cambio y he visto como me transformo y como otros se transforman. Si eso puede  ser mi fuente de sustento solo lo dirá el tiempo, por ahora la vida me está permitiendo tener un trabajo que se encarga de los aspectos de la tierra y me permite tener ese espacio de creación amorosa que es Ecotur. No soy quien para juzgar eso, debo salir del “merecer” al agradecimiento, a la humildad; y simplemente dejar que las cosas sucedan.
Otro amigo compartía un vídeo donde el comediante hablaba de eliminar los excesos de pensamientos mágicos pendejos, jajaja es muy cómico pero es cierto. Yo me cuestionaba un poco si la gente no puede soñar, evidentemente estamos aquí para conectarnos con nuestra esencia. El error radica en pensar que atraemos lo que queremos, cuando realmente atraemos lo que somos. Entonces si sirves a los demás con humildad, si te conectas con tu esencia amorosa y a través de ella descubres el propósito de tu vida ¿qué crees que atraerás?
No somos lo que hacemos, mucho menos lo que tenemos. Siempre pensé que la primera afirmación era correcta. Somos lo que ofrecemos a los demás, al planeta, somos lo que quedará más allá de ésta vida y ¿que pudiese ser más permanente que el servir?
Ecotur no es mi único trabajo y nunca lo será, porque simplemente Ecotur es mi propósito de vida; no es un trabajo, es un servicio. Cuando entienda y profundice eso, nada me faltará y solo el plan perfecto de Dios, Jehová, Amor o como lo queramos llamar, sabrá si tendré que estar en una oficina algunas horas haciendo otro tipo de servicios o si podré dedicarme plenamente a esa misión. 


EL LADO OSCURO DEL RORAIMA 

Mientras el peso del bolso me pegaba del suelo, trataba de recordar qué había empacado con tanto peso dentro de él, si solo llevaba una muda de ropa a parte de la que traía puesta. El camino interminable ante la vista, me hacía pensar la razón por la que nadie escribía sobre esa parte oscura de la caminata al Roraima. Los famosos puri puri no me atacaron porque no me quité durante los primeros días la franela manga larga y el pantalón, no todos tuvieron la misma suerte, mientras que el peso del bolso parecía incrementar diariamente. Insistía en que escribiría el post que hoy escribo con este mismo título, para hacer honor a ese esfuerzo que todos los que han llegado a la cima del tepuy realizan de forma silenciosa. 

Mientras avanzábamos, el equipo sugería qué incluir en el artículo: salen morados en las piernas, no sabemos bien si te golpeas en las piedras pero algunas tenían sus piernas decoradas con pelotitas moradas por todos lados. Otra sugerencia para el blog era la incomodidad de acampar para quien no tiene la costumbre, no es fácil dormir 6 noches en una carpa compartida, mucho menos si llueve y se humedece. Entre una cosa y la otra, durante la caminata algunos compartíamos la felicidad de estar haciendo la ruta con la certeza de no querer repetirla. 

Sería errado pensar que íbamos en esa actitud todo el camino, en las largas caminatas siempre nos acompañó una gran sonrisa en la cara al contemplar el paisaje infinito, alimentada por los chistes que nunca faltaban en el equipo. Sin embargo, a veces alguno recordaba que no era tan fácil como esperaba. 

El día del ascenso fue mi favorito, subes prácticamente escalando algunas paredes y luego el camino te para justo enfrente del paso de las lágrimas que, desde esa perspectiva, parece una pared húmeda a escalar con el peso del morral a cuestas, me quedé paralizada!! Sorpresa que al acercarte te das cuenta que es una escalera natural que amerita concentración pero no claudicación. Una belleza. En ese momento entiendes que no puedes retroceder ante lo que parece difícil, sino avanzar justo a tu camino para enfrentarte a su realidad, a veces será más fácil de lo que parece, aunque sin importar su nivel de dificultad lo que realmente importa es que ES POSIBLE. 

La energía del lugar nos hizo tener a la mayoría pesadillas esa noche sobre la cima, o quizá el esfuerzo físico, no sabremos exactamente. La verdad es que ahora culminado el viaje, no me sale escribir ese artículo sombrío que pretendía redactar, y entiendo perfectamente por qué nadie escribe sobre eso, porque simplemente NO IMPORTA. No importan algunas incomodidades, no importan algunas diferencias, IR AL RORAIMA VALE EL ESFUERZO. Y no se trata solo de la belleza natural que conseguirás en un paisaje que se ha mantenido intacto por millones de años, con especies de plantas y animales endémicas; sino que todo el camino es un aprendizaje para el vivir, es un entrenamiento para asumir la vida desde otra perspectiva y valorar cada paso que des, porque sin importar el peso, sin importar algunas incomodidades y sin considerar algunos sacrificios, simplemente VALE LA PENA VIVIR, vivir de verdad, vivir en intensidad, sinceridad y plenitud. 

No puedo hacer un artículo negativo del Roraima, es imposible, porque de hecho volveré a hacer ese recorrido. Simplemente, el camino al Roraima es como el camino de la vida, con dulces y amargos, con bajadas y subidas, con sol y lluvia, con verdes y naranjas, pero siempre con intensidad se sabrá apreciar cada momento, cada detalle, cada encuentro; simplemente hay que prepararse cada vez más para esas caminatas de la vida.


       

ENSAYO SOBRE LA CEGUERA
25Feb2015

"Ensayo sobre la ceguera" es el título de una grandiosa obra de José Saramago, donde la mayoría de sus personajes pierden el sentido de la visión motivado a una especie de virus. Recordaba ésta obra el pasado sábado mientras en un recorrido a la Cueva Alfredo Jahn en Birongo, estado Miranda, caminábamos en la absoluta oscuridad, haciéndose inevitable preguntarme: ¿Cuál sería nuestra percepción de todo lo que nos rodea si no pudiéramos ver?

Una sociedad marcada por increíbles esquemas de egoísta conducta, es dirigida por sus sentidos, especialmente por la visión, hacia abismos de patrones físicos y sociales, que de alguna forma todos seguimos o en algún punto nos encarcelan. Cuando vemos la vida según esos patrones que encasillan el sentir y el vivir, nos quedamos realmente ciegos y dejamos de percibir la esencia de cada persona como una verdadera obra de la creación, volviéndonos una maquinita de etiquetados: gordo, flaca, alto, blanco, negra, vieja, bella, feo, guapo; colocamos etiquetas a cuanto se cruce en nuestro paso, perdiendo la capacidad natural de conectarnos armoniosamente con todo lo que nos rodea, desde su lado positivo, desde el amor.
Durante la caminata en la oscuridad absoluta, recordé entonces que aun estoy presa en algunos paradigmas sociales, que aun me importan las etiquetas que me coloquen en la espalda aunque muchas veces no las pueda leer. ¿Cómo seremos libres si eso nos importa? ¿Cómo desviamos de ésta forma el potencial entregado a cada uno de nosotros a través de la visión? Si son esos mismos ojos los que ven atardeceres, montañas, selvas, sonrisas; ¿cómo hemos sido capaces de convertir este canal de percepción en un canal de castración?
Espero que los ojos de mi alma sean mi guía para comunicarme, para conectarme, para vivir plenamente. Espero que los ojos de mi cara me regalen miles de atardeceres, millones de sonrisas y múltiples imágenes cargadas de hermosas emociones, pero sobre todo espero no etiquetar y deshacerme de la importancia que le doy a las etiquetas que puedan ponerme aquellos que hace mucho dejaron de ver.


LA INTERDEPENDENCIA    25Feb2015

Después de la independencia viene la interdependencia, una etapa compleja en donde te deshaces de la individualidad al actuar y entiendes la poderosa herramienta de multiplicación al compartir, al interdepender de otros. Este fin de semana fue una muestra maravillosa muestra de que estoy encaminada a lograrlo. He aprendido a formar equipos, liderizándolos desde la humildad y la apertura, dejando que cada uno de los actores sea líder en sus espacios.
Sin darme cuenta, ahora tengo un gran equipo de trabajo altamente comprometido con la misión de Ecotur Aventura, que ya no es una empresa, mucho menos “mi empresa”, se ha convertido en la misión de vida del equipo. Se creó entre nosotros un espacio para la creación, la exploración, el compartir saludable, la interpretación y el crecimiento continuo, que hoy nos permite ser parte igualmente importante de nuestro proyecto. Con la seguridad de Leonardo, lo extrovertida de Ligia, lo proactiva de Sonia, lo centrada de Karina, lo sereno de Eleonora y lo constante de Dako, hemos creado un equipo altamente capaz de asumir nuevos retos en perfecta consonancia, con un espíritu de compromiso sincero, amistad y respeto, eso sin mencionar a las decenas de personas que han intervenido e intervienen de forma positiva con sus múltiples aportes: Hernán, Silvio, Andrea, Yeni, Osmar, Anabella, Jennifer,   Mario, Leticia y Armandito, y muchas otras que están en mi lista de agradecimiento eterno.
Durante la ruta a la Cueva Alfredo Jahn que realizamos éste sábado veía a los chicos hablando, disfrutando, riendo, liderizando, y decía dentro de mí: es ese el espíritu de Ecotur, son ellos, somos nosotros, el espíritu de este maravilloso sueño cada vez más consolidado gracias al aporte de cada uno. De todo corazón: Gracias, a todos los que han aportado su grano de arena para hacer realidad este proyecto, y sobre todas las cosas, gracias a este loco equipo de trabajo multidisciplinario que ha demostrado, bajo miles de circunstancias, el gran poder creador del amor.



1er CONGRESO INTERNACIONAL DE TURISMO DE AVENTURA Y NATURALEZA – MÉRIDA 2014
Foto: la puerta está abierta
Comenzó el viaje con buen pié, el autobús que toma otra vía me dejó enfrente de la puerta de embarque en el aeropuerto nacional y al irme a chequear 50bs en el suelo me dejaron claro que estaba en el camino de mi prosperidad y plenitud. Después de tomar el avión, sin retrasos ni contratiempos resultó que nos alojábamos justo en el hotel donde sería el congreso. Felices de la noticia, descansamos para iniciar 5 días de fabulosas e inolvidables experiencias. Como pez en al agua, recibía de los tiburones de ese oceano (tan vegetarianos como los de nemo, no comen peces pequeños), sus experiencias y anécdotas, sus conocimientos entregados como un libro abierto sin recelos, partiendo de la premisa de sumar. De la teoría a la práctica, un trekking por el páramo en el pueblo de Gavidia dejó mis ojos inundados de los múltiples colores de aquellas montañas, que justo en octubre se llena de flores. Las señales del camino, puestas como migajas de pan por el destino, me indican que estoy en la dirección correcta, que conseguí mi “sitio dulce” mi esencia, mi misión de vida en la tierra. Después de tener la oportunidad de hacer una ponencia de la experiencia vivida durante el trekking, recibí felicitaciones de aquellos que tienen su vida dedicada a la actividad, un momento gratificante que me daba otra palmada para seguir adelante. Pueden parecer cosas sencillas pero para mi son migajas de pan dejadas por el destino y alcanzadas por la constancia.



El camino a andar sigue siendo largo, pero la vida es eso, continuar, intentar alcanzar el cielo mientras tocas el suelo, saber que puedes volar, que la libertad está a tu alcance y que tus propósitos, por más locos que parezcan, están allí rondandote para que los asumas y seas feliz. Cuando aprendemos a escucharnos, algo cambia en nosotros y desde ese cambio interno irradiamos la felicidad de vivir que, en el mejor de los casos, alienta a otros a intentarlo. VIVE TUS SUEÑOS, ESTAS AQUÍ PARA HACERLOS REALIDAD, QUE TU CORAZÓN SEA TU BRÚJULA… ¿Adonde te lleva tu corazón?...




CONSTRUYENDO DESDE EL AMOR

El Amor en los tiempos del cólera, como bien lo anunciaba en su obra el inolvidable García Márquez, ese amor que ha sido maltratado, idealizado, intangible como lo han inventado, se ha alejado del actuar, del día de día, considerándolo un falso valor, una pérdida de tiempo al escogerlo como opción. En su contraparte ahora el miedo reina entre nosotros, y nos volvemos acumuladores de quesos, cosas, casas para buscar un refugio a nuestras inseguridades, aferrándonos al tener bajo la clara regla: mientras más tengas más eres. Y ese tener está basado en diferentes ejes: se mantienen relaciones sin amor por miedo al que dirán, se entran en círculos de corrupción y contactismo por miedo a no poder obtenerlo de otra manera, se buscan cargos y ascensos para acumular reconocimiento y aceptación, te haces dependiente de padres y amigos, y los haces dependientes a ellos de ti por miedo a que se alejen; acumulamos, acumulamos y acumulamos: cosas, personas, ideas.
Ese miedo a afrontar lo que somos, a aceptarnos profundamente amorosos, nos encierra entre paredes invisibles que hemos construidos basados en paradigmas errados, inexistentes. Hemos desvirtuado nuestra naturaleza creando un mundo donde las tenencias tienen más peso que las querencias. 
Debo confesar que a veces, entre tanta confusión, me confundo yo también, me siento abrumada por las acusaciones constantes que van directo a enfrentar y burlar mis principios. Son éstos últimos, mis principios, los que debo asegurar, arraigarlos en mi ser, sin dudar sobre la elección de vida que estoy asumiendo. Como un amigo de camino me decía: “abraza el amor y el servicio, y no tendrás dudas”.
Entonces decido una vez más mi camino: construir desde el amor, trabajando por liberarme de los apegos, los reconocimientos y la aprobación, que como bien decía ese mismo amigo, “cuando buscamos aprobación solo estamos buscando que nos desaprueben para no continuar”, es el miedo nuevamente paralizando la vida plena.
Tengo la certeza de que se puede construir desde el amor, el servicio y la entrega desinteresada. Es así como he conseguido mas de una mano amiga que me ha dado su apoyo de forma desinteresada en cada peldaño del proceso, convirtiéndose el amor en una fuente de energía positiva inagotable. Nada me falta ni me sobra, empiezo a encontrar un equilibrio que deja que todo se mueva en el sentido que desee, que venga y vaya en libertad, sin acumulaciones ni excesos, sin faltas ni escasez. Aun me queda mucho trabajo por hacer, entiendo que el trabajo será constante, pero estoy feliz de haber tomado la mejor y más valiente decisión de mi vida: VIVIR DESDE EL AMOR.  




NOS VAMOS A ENCONTRAR

Sé que me estas esperando como yo a ti,
Mientras te espero voy limpiando mi casa, acomodando las flores, inventando un jardín,
Creando empresas y espacios llenos de amor para compartir

Sé que me estuviste buscando igual que yo a ti,
pero descubrí que así no llegarías, y que el destino tiene planificado nuestro encuentro
no hace falta buscarte porque un día de estos vamos a coincidir

No sé como eres, ni cual es tu nombre, ni de qué color son tus ojos
Pero estoy segura que cuando nos veamos, nos vamos a reconocer
Y sabremos que la espera ha culminado, aunque solos nunca hemos estado
Pero es cuestión de compartir la vida, de compartirla a tu lado

No sé cuales sean tus manías, segura estoy que las tienes
te reirás de las mías, y nos aceptaremos como somos
Porque lo único que queremos es compartir
Compartir este amor que tengo aquí para ti,
Compartir ese amor que tienes guardado para mi

Es posible que te guste viajar, explorar, descubrir,
me gustaría que si!
Pero si no te gusta, no importará, porque encontraremos otros momentos que vivir
Y descubriremos un mundo juntos, y encontraremos miles de momentos para sentir
Sentir el sabor de la vida, el calor de un hogar, lo dulce y la sal

Confieso que te he confundido, pensé en esas oportunidades que te había conseguido!
Y me entregué sin barreras, plenamente, sin frenos en el sentir
Pero no te preocupes, no tengo miedo de volverlo hacer, y menos si es junto a ti

Porque cuando nos cruce el destino estaré preparada para recibirte
Y no cometeré errores que en el pasado cometí,
Porque te he estado esperando para juntos plenamente vivir

Soy romántica pero no ilusa, mi amor es combatiente y fuerte
Capaz de superar cualquier dolor, incapaz de dejarme crear rencor
por eso sé que cuando llegues será para amarnos con respeto y pasión

Me he sentido sola algunas veces, tonterías del ego que no te deja ver
ahora que estoy segura que llegarás, no tengo miedo a la soledad
te considero de viaje,  descubriendo, hasta que un día de estos nos podamos encontrar

Porque del amor mucho se dice pero poco se practica,
Para mi el amor es mi religión,
Y cuando nos encuentre el destino
Será solo para profesarlo los dos


El Equilibrio de Compartir la vida

Parece ser un proceso natural pasar de la dependencia a la independencia, así nos enseña la naturaleza en el crecimiento de cualquiera de sus especies. Al llegar a ese estado donde te entiendes dueño y responsable de cada paso de tu vida, sientes libertad absoluta. Es así que empiezas a descubrirte tras cada decisión, tras cada paso firme que das impulsado por lo que eres. No resulta tan sencilla esa etapa, porque ante la responsabilidad plena de tus actos y sus consecuencias, las decisiones se piensan buscando darle un justo espacio al sentir. Entonces vas construyendo poco a poco quien eres, sin dudas de lo que deseas porque desde el ensayo y error aprendiste de ti, de tus gustos y deseos, de tus sueños. Sin embargo, podemos llegar a quedarnos atrapados en esa etapa de independencia plena donde nos sabemos dueños de nuestras acciones, entendiéndonos auto gestionables y direccionables. En esa etapa donde todos son súperman o mujer maravilla, trazamos una gruesa línea entre nosotros y familiares, amigos y parejas, quienes terminan viendo nuestra vida como una película de cine, sin atreverse a extendernos una mano, sugerencia o una simple palmadita en el hombro. Creamos una SUPER PERSONALIDAD independiente plenamente y que todo lo puede, o al menos eso hacemos creer a otros y, peor aun, a nosotros mismos.
Ahora entiendo que después del proceso de independencia viene uno más profundo y sublime: LA INTERDEPENDENCIA. Por más que alguien lo intente, estamos hechos naturalmente para compartir la vida, bien dice la canción “de pareja vinimos y en pareja hay que terminar” y aunque eso no es un mandamiento bíblico (pero la biblia si habla de ello en el Génesis) y las historias de vida tienen diferentes finales, es indiscutible que nos hace más humanos saber y aceptar que compartir nuestros días solo puede tener un efecto: incremento de la felicidad, ¿o acaso no es un principio compartir para multiplicar?
Si nos entendemos complementos, si aceptamos las cualidades naturales que cada uno tenemos y la forma en que se complementan con las de otros, entonces romperemos la barrera limitante de la independencia para crecer en el compartir pasando a la INTERDEPENCIA, donde las relaciones de nuestra vida suman y no restan.


LOS MILLENNIALS

De forma inesperada, gracias a un video en casa de uno de mis regalos de vida, me enteré de que existían los llamados “millennials”. Ese es el nombre que le dan a la nueva generación, a la que pertenecen aquellos que nacen a partir de 1981 y hasta 1995 aproximadamente. Siempre escuché decir que las generaciones cambiaban cada diez años pero investigando sobre el tema me encontré con realidades interesantes que explican mi presente. 
El video que adjunto al final del post, te llevará fácilmente a entender las pautas que han marcado la forma de relacionarse entre las sociedades, pasando por todas las generaciones desde la postguerra. Es así como puedes identificar en el video los pensamientos y hábitos de tus miembros familiares: como pensaba la abuelita, como piensa tu madre, como piensas tú. Lo más interesante es la evidente evolución a través del ensayo y error, reajustando las tendencias según lo explorado. Feliz estoy entonces de pertenecer a esta nueva generación, que recibe su nombre porque desde pequeños nos hablaban del famoso 2000, el comienzo de un nuevo milenio. 

En una de mis reflexiones donde existe el Eureka interno que resulta viejo y desactualizado para el mundo (ya existían los estudios de los millenials jaja), entendí ese concepto: mis abuelos, huyendo de las consecuencias postguerra se vinieron a Venezuela, con cuatro corotos en un baúl. De su esfuerzo y constancia, lograron asegurar casa, comida y, un punto de diferencia: la formación académica de sus hijos. Mi madre entonces, creció enfocada a formarse para tener un empleo estable menos forzado que el de sus padres. Sus resultados se consideran mejores: título universitario, empleo estable, casa, familia y una jubilación asegurada. En mi caso, seguí ese modelo hasta avanzada mi adolescencia y entrada la adultez hasta que, bajo el principio básico de no poder controlar el futuro, me cuestionaba: ¿Por qué no hacer ahora lo que quisiera hacer siempre? ¿Por qué esperar las vacaciones de algunos días para hacer lo que más me gusta? ¿Por qué me siguen tratando como una esclava del siglo XXI, con horarios establecidos, con actividades sin sentido, con plazos y autoridades? SIMPLEMENTE ¿Por qué no puedo ser libre? Entiendo ahora que la libertad está relacionada con la confianza en mí, si aprendo a trabajar en equipo, a enlazarme con lo positivo, a crear nuevas cosas, si confío en que es posible un nuevo modelo, en que es posible hacer cosas diferentes con personas diferentes en espacios diferentes bajo reglas diferentes, entonces crearé mis propios espacios y reglas… Justo es por esa forma de pensar que también llaman a nuestra generación, la generación de Petter Pan.
Estoy convencida de que hay nuevas formas, de que los caminos inexplorados son infinitos, de que poco a poco te enlazas de corazón con personas que piensan y sienten como tu para hacer realidad el sueño colectivo de la libertad, aunque ésta esté concebida desde lo individual. Si piensas que tu forma de vestir está mas asociada a la comodidad que a tus aspiraciones, te niegas a trabajar en un empleo odiado solo por la remuneración, ves las exigencias como retos y navegas en la creatividad para crear nuevas oportunidades bajo principios de libertad individual, te cuento algo sorprendente: aunque no sea nuestra intensión, sin duda alguna, cambiando al mundo.

LINK DEL VIDEO:
https://www.facebook.com/photo.php?v=10151744384550031


ELLOS EXISTEN, SON LOS MOMOYES  

Tuve la oportunidad de conocer al fin unos de los estados de Venezuela que me faltaba por recorrer: Trujillo. A pesar de que no lo descubrí en su totalidad, quedé enamorada de ese pueblo lleno de tradiciones, valores y amor. De las anécdotas del viaje mucho pudiese contar pero dedicaré estas líneas a los Momoyes. Mi desconocimiento sobre su existencia me llevó a sorprenderme al leer en una gran vaya una imagen de un duendecito acompañada de la frase “Sé como ellos, cuida el medio ambiente”. Fue lo primero que supe de estos seres místicos que habitan nuestras tierras andinas, específicamente Trujillo y Mérida, viviendo cercanos a ríos y lagunas porque son espíritus de las aguas. Nadie les teme, pero todos los respetan. Su figura de protectores de la naturaleza encierra castigos a quienes poca importancia den a la conservación ambiental. Su furia puede desatar grandes diluvios que, de no parar, arrasarían con pueblos completos.
Cuentan entre los habitantes de estas hermosas montañas, que hace menos de tres años fue atrapado un Momoy, que permaneció en una de las jaula del campesino afortunado que lo encontró. Esta noticia corrió entre los habitantes de los pueblos cercanos quienes ratificaban su posición eterna: ¡ya lo ven, claro que existen los momoyes!
Aunque no hay fotos de esa captura por la pronta desaparición del apresado, fue una certificación de su existencia, y ¿quien puede dudar de su presencia? Yo no lo pongo en duda, no sé si su forma física sea la descrita por los habitantes de la zona o si su vestuario es de sombreros largos y correas con hebillas brillantes, pero definitivamente algo en la tierra está empezando a cobrar el daño ambiental que nuestras ambiciones como raza han causado.
Quizá mi deseo de que existan es tan grande que un día de estos en un paraje de esos, me encuentro a un Momoy, le brindo un sanjonero y le pido de rodillas que por favor se lleven con sus aguas la falta de consciencia y humildad del humano ante la madre naturaleza, confesándole que mi mayor esperanza es que la naturaleza recupere el espacio y el equilibrio que le pertenece y pertenecerá para siempre.


CREO EN EL AMOR



Siempre creí en el amor. Desde niña, creía en su poder curativo, creador, en su poder transformador. Pensé entonces que el amor funcionaba como una varita mágica, cambiando todo lo que tocaba a su paso. En parte es cierto, desde alguna arista esa teoría es correcta, lo que contenía una gran equivocación era el hecho de pensar que las personas cambiarían a lo que yo quería que fuesen, como si el amor fuese un súbdito de mis deseos, caprichosos por demás, solo una varita siguiendo las instrucciones aficionadas de su mago. Así crecí en un concepto de amor errado, que buscaba transformar la realidad de otras personas en lo que yo creía correcto, partiendo de la suposición de que aquello bueno para mi, sería bueno para los demás, con mayor hincapié en aquellas personas que tuvieron la osadía de acompañarme bajo el rol de “pareja”. Cambiar esa visión, desaprender ese concepto de amor para dejar de pensarlo y comenzar a sentirlo, no fue una tarea sencilla y ahora la asumo como una actividad continua, diría que es una tarea de carácter operativo en la vida.
En la actualidad respeto mi proceso y respeto el proceso de otros. Veo en cada persona, con humildad, la posibilidad de aprender y crecer, y no la impulsividad de querer transformar sus realidades. Ahora que me amo como soy, me acepto con virtudes y defectos, me han entregado amor puro, amor de ese que no exige, que celebra, que acompaña, aplaude y abraza, o mejor dicho, me he permitido recibirlo. Mi “ahora” es definitivamente mi mejor realidad, creada desde el amor, con valentía para asumir y crecer.
Dando y recibiendo amor me siento en la capacidad de ser apoyo sin marcar caminos, de ser un lugar con techo para cuando llueva o haga sol, con un asiento cómodo para cuando quieran descansar bajo el cobijo del amor real. Siento ahora que puedo amar, amar en plena libertad, y ese amor me mueve por los caminos, segura de cada paso que doy hacia el destino que creo día a día para mi vida.

 

SÉ TURISTA EN TU CIUDAD

Cuántos de nosotros ha sentido que en su ciudad no hay nada que hacer, terminando en el mismo lugar y con la misma gente con una cerveza en la mano, o comiendo el mismo plato que una vez a la semana lo definimos como "un gusto de vez en cuando"... Pues definitivamente debemos convertirnos en turistas de nuestra ciudad, de esos que van por la calle maravillados por lo nuevo que les rodea, de esos que investigan cómo llegar a nuevos sitios y la manera más económica de hacerlo.
Quizá los tips a continuación puedan ayudarte a reencontrarte con esas calles que recorres todos los días o a recordar aquellas que la rutina te hizo olvidar:

- Aunque el tráfico te alejó de los inventos, utiliza nuevas vías para dirigirte al punto final, reinventate la forma de avanzar por la ciudad.
- Cuando estas de viaje anotas lugares a los que quieres ir, pues hazlo con tu ciudad! Investígalos, descúbrelos, reencuentrate. ¿Cuántos lugares haz dejado de visitar?
- Conéctate con lo que ven tus ojos y verás mas allá! Evalúa edificaciones, calles, locales y, lo más importante, regala una sonrisa a quien pase por tu lado, conéctate con la gente que te rodea.
- Descubre a las personas que están detrás del mostrador o a tu lado en el bus!. Date la oportunidad de saludar y agradecer, interésate por ellos, no son solo el sr que vende las empanadas o el viejito del café, son personas con historias fascinantes!! Y si te parecen amargados, sonriéles diariamente, constantemente, y verás como cambian su actitud contigo!
- Sé un ciudadano ejemplar, cruza en el rayado, bota la basura en su lugar, respeta las señales de tránsito, sede el paso!! Ayuda!! Nada te hará sentir mejor.
- Aunque las responsabilidades o la emotividad te hagan ir de prisa, observa los colores, las actividades de otros, proponte diariamente descubrir algo que no habías visto en tu recorrido diario, en lo simple conseguirás lo extraordinario.

No olvides que el mundo es el reflejo de ti, lo que encuentres fuera que te disguste de seguro dentro de ti deberás arreglarlo! Proponte mejorar, sonreir y vivir! Todo lo demás vendrá por añadidura!                                       

Y YO SOY LA LOCA...

Me llaman loca, lo puedo entender
cuando en bicicleta he decido andar
en una ciudad que está en caos
Me llaman loca, y qué más pueden pensar
Si me he dedicado a ser yo misma
Si cargo siempre en la cara una sonrisa
Me llaman loca, y que me puede importar
Si tengo la capacidad de ver el cielo y disfrutar del mar,
Si subo mi vista y me pierdo en el agradecimiento
De saber que estoy viva, de saber que siento
Me llaman loca, que halago tan increíble
En un mundo donde se cambió la humanidad por la acumulación del capital
En un mundo donde se compra la felicidad
Donde se trueca la vida por un televisor y un ipad,
Y es a mí a quien llaman loca, es la puritita verdad
Porque soy feliz, porque busco caminos nuevos
Porque creo en la gente, creo en el cielo, creo en la fuerza purificadora del fuego,
Creo en la potencia liberadora del viento,
creo en la sinceridad, creo en la libertad, CREO EN EL AMOR...
Yo soy la loca entonces, que felicidad...



CONTROL = INSEGURIDAD

Estaba allí, sentada en la arena de cara expuesta al sol con sus ojos cerrados, disfrutando el paso de la brisa por su rostro. Podría sentir como el viento se abría paso sin problemas al encontrarse con su cuerpo de manera imprevista. El viento era así, libre, para él todo estaba en su lugar, nada lo criticaba ni lo quería cambiar. Pensaba eso mientras escuchaba las olas del mar, y el sonido constante, a veces con mayor fuerza, le hacía comparar esa intensidad con su caudal de sentimientos. Ella era así, impetuosa en el sentir.
Sin abrir los ojos, se levantó de la arena, sacudió su vestido y continuó el corto camino que la separaba del mar, hasta sentir como se mojaban sus pies en las aguas cálidas del mar caribe. Pensaba, pensaba mucho y no quería continuar haciéndolo, el control metal debía desaparecer para poder sentir, vivir a través del sentir de forma sutil, como un velero en el mar, dejándose llevar por los vientos. Y allí estaba, en sus pensamientos, el viento otra vez. No era casual que muchos la compararan con ese elemento, era como el viento, o al menos eso quería ser.
Si, ella es parte de lo que soy, es la mejor parte de lo que soy. Una gitana libre como el viento, soñadora y sensible, que intenta analizarse desde afuera, hablarse en tercera persona para conocerse.
La otra parte de mí, mi otro yo, es una mujer controladora y mental, que imagina en vez de soñar, que planifica cada paso para controlar, para asegurar resultados, que inventa historias en vez de vivirlas. A ese otra parte de mi, la vida le ha enseñado que no es el camino, a pesar de que todo lo controlaba los resultados no eran lo esperado: en algún momento del camino, ese camino creado, una señal irreconocible detenía la marcha: la gitana, del otro lado del camino gritaba “por ahí no es, por ahí no es” con afincada insistencia. Y esa mujer controladora, planificada y obstinada en alcanzar objetivos, por alguna razón, se detenía y abandonaba la marcha que ella misma habría propuesto.
Eso, por supuesto, la dejaba en un dilema pero le daba una tranquilidad que no reconocía, era la tranquilidad de hacer lo que se siente y no lo que se debe, a la final ¿quién dictaba el deber ser? Muchos escribían y cantaban sobre hacerle el caso al corazón, pero la sociedad ¿así lo incentiva?, la gitana estaba segura que no.
Entonces se detuvo en seco en el punto centro de su vida, donde nada da vueltas y miró objetivamente su entorno, el entorno de sus días y con valentía inició una lucha contra el control hasta que determinó que no era necesario luchar, sino confiar, confiar amorosamente en ella y expandir esa confianza hacia el entorno que llevaba una parte de su esencia, porque el control no era más que una muestra pura de inseguridad y la inseguridad una hija del miedo, mientras que la confianza es la mejor aliada del Amor.
“Que el amor guíe los pasos en tu vida” considerando que el amor no es lo que nos han enseñado: posesión y control, sino todo lo contrario: desapego, entrega y libertad.


MI PALABRA FAVORITA: GRACIAS

Este fin de semana me topé por todas partes con el agradecimiento, a veces siento que cada día tiene un tema y el de este fin de semana fue sin duda alguna, las GRACIAS.
Sin miedo a equivocarme, afirmo que la perspectiva de la vida puede cambiar radicalmente cuando entiendes las bendiciones que te acompañan y las agradeces desde lo más profundo de tu corazón.
Cuando agradeces con el corazón, dejas de poner tu vista en aquello que quieres y no tienes, dirigiéndola a todo lo que haz alcanzado y te acompañan como bendiciones. No solo te hace más positivo, sino que alimenta tu humildad al sentirte tan pequeño entre tanto que ahora te acompaña, bueno o malo como lo puedas ver, todo ha sido parte del camino, de tu evolución.
No desaproveches la oportunidad que te da cada nuevo día para agradecer todo lo que te ha regalado ese nuevo amanecer, todas las posibilidades que se abren ante ti ante como un abanico inagotable de caminos. Esta vida es TU vida, hagamos algo bueno con ella!.


LA HUMILDAD

Armaba un mueble que será el escritorio desde donde trabajaré seriamente en mis sueños. Dentro de la caja venían tablas identificadas con letras, tornillos y una pequeña guía. En mi labor de constructora, sin la ayuda de otras manos, fueron varias las complicaciones que me conseguí en la tarea, algunas de ellas técnicas, como la falta de destornillador o tener que usar los pies para sostener las tablas mientras las ajustaba, pero otras fueron de índole personal. Justo estas complicaciones son las que me motivan a escribir el post.
En un momento complicado de la labor, me descubrí pensando que había un error en aquel mueble, justo en la numeración de sus tablas. Un mueble que es fabricado en miles, cientos o millones, un mueble que se sale desde China a todo el mundo seguro acompañado de estándares básicos de producción en serie, estaba yo, desde la comodidad de mi hogar, atreviéndome a CULPARLO de venir mal enumerado. Falta de humildad la que me llevó a sacar tal conjetura cuando era evidente que el problema estaba del otro lado de la tabla, es decir, YO. Me tomó segundos hacer este racionamiento y me lamenté enseguida por las veces que he tomado inconscientemente esta actitud ante las personas que me rodean. En el caso del mueble, el fabricante no se sintió ofendido por mis dudas con respecto a la calidad de su producto, o no le causé un trauma de por vida a aquellas tablas de MDF que tenía a bien armar, pero si se tratase de una persona ¿Qué consecuencias pudiese tener esa actitud?
A veces enfrentamos las situaciones de nuestra vida buscando culpables en vez de soluciones, si vemos una traba se nos hace mas sencillo culpa al otro sin observar internamente que podemos mejorar. Ojalá que pueda identificar esta actitud en otros escenarios y evitar que mis egos se apoderen de mi responsabilidad ante los hechos y desmoronen mi humildad ante la vida. No es tarea sencilla identificarlos, ellos se disfrazan de mil formas y nos hacen creer “tener la razón” y la vida no es una cuestión de razones, sino de crecer con valentía y sobre todo CON AMOR.
Que nuestros egos no entorpezcan el aprendizaje!



SIETE RECOMENDACIONES PARA VIAJAR

Viajar resulta ser una experiencia totalmente gratificante, con altos aprendizajes si estás atento a las señales. Desde mi experiencia, me atrevería humildemente a realizar algunas sugerencias al momento de agarrar tu maleta/bolso para ir a un destino desconocido:
 
1) Libérate de las Cargas
Libérate de todo lo que NO necesitas, eso incluye tanto las piezas de ropa que metiste de más en la maleta, como las preocupaciones que te atormentan. Viaja sin exceso de peso, revisa realmente cuales son tus necesidades físicas y espirituales.

2) Planifica, pero no te excedas
Entiendo que para ir a un lugar desconocido es bueno tener previsiones, llevar algunos números elementales, tener referencias para el hospedaje y al menos la reserva de la primera noche de alojamiento. Siempre tenemos una lista de lugares que deseamos conocer, pero hay cosas que se escapan de nuestras manos, como el clima, por ejemplo. Permite que el lugar que visitas te guíe un poco, deja que él sea el anfitrión de tu viaje, estás en su casa pasa y siéntate cómodamente.

3) Menos es más
A veces nos matamos por cumplir con un itinerario al pie de la letra, sentimos que “no podemos” dejar de conocer esto o aquello, y en esa carrera vamos contra el tiempo de un lugar al otro, viendo el reloj y apurando los pasos. Es mejor relajarse un poco y disfrutar de cada lugar al máximo en vez de ir corriendo de ciudad en ciudad, o lugar en lugar. Date la oportunidad de disfrutar cada momento, regálale a ese nuevo sitio el tiempo que se merece, recuerda que menos puede ser más.

4) Conéctate con la buena vibra
Estoy cansada de escuchar sobre las recomendaciones de seguridad en los aeropuertos y nuevos lugares, y realmente hay que tener ciertas medidas de seguridad pero no te excedas en ellas. Permite que las personas te entreguen lo que tengan para darte, si estás atento podrás diferenciar casi inmediatamente a las personas de buenas intenciones, no dejes que el miedo te encierre.

5) Calma ante la tormenta
Cuando viajamos cambiamos nuestra zona de confort por una zona totalmente desconocida. Esto moverá tu piso y traerá experiencias que no esperabas vivir, ¡QUE NO CUNDA EL PÁNICO! Todo tendrá su santa solución si no te encierras en el problema, es posible que hablar con otras personas sobre el problema te de luces para solventarlo, sigue tranquilo el camino, disfruta el paseo que la solución aparecerá.

6) Aprende a desapegarte
Viajar es el mejor ejercicio que he conocido para superar el apego: ve al lugar, disfrutalo con todo y sus lugareños, vive la experiencia al máximo, y al regresar agradeces lo vivido sin nostalgias ni tristezas, puedes regresar cuando quieras y todo va a ser diferente pero igual de maravilloso. Desapegarse es una de las tareas pendientes que tengo en la vida, y creo que es un mínimo común entre quienes me rodean.

7) Revisa los aprendizajes
Vivir nuevas experiencias nos permite analizarnos en tercera persona: ante lo nuevo, podemos observar como reaccionamos y tomar de ello el aprendizaje palpitante de la experiencia vivida. Aprovecha cada viaje para analizarte y aprender de ti.

La vida es un constante viaje, no hay lugares de llegada, solo sitios de espera para relajarnos y continuar el camino, DISFRUTA EL PASEO!


SOÑADORES AL ACECHO DE SUS SUEÑOS

He notado que hay un movimiento implícito en la gente, lo más seguro es que siempre estuviese allí pero ahora lo puedo ver porque fui yo quien cambió, cambié mi frecuencia en la vida. Este movimiento implícito está lleno de proyectos, sueños, ganas de libertad real; entienden y ven como un sistema opresor devora el tiempo de sus días y con ello, se lleva lo mejor de sus vidas. Conozco a personas que saben cuál es su sueño, conozco a otras que solo saben que quieren salirse de ese sistema; todas ellas tienen un factor común: LIBERTAD. Esa libertad les otorgará la posibilidad de vivir con lo que les apasiona, vivir al máximo cada momento y crecer.
Existente características en comunes entre estos soñadores:
  • Entendieron el sistema y lo señalan, pueden diferenciar lo que quieren y son, de lo que les han hecho creer que necesitan ser.
  • Reconocen una fuerza interior incontrolable de perseguir otro destino, de cruzar la frontera entre la vida que tienen y la que quieren.
  • Viajan. Son viajeros de naturaleza, disfrutan el contacto con nuevas personas, idiomas, costumbres. Esa zona de aprendizaje les ha enseñado a entender las perspectivas de cada persona y respetarlas.
  • Casi todos escriben. Es una forma de desahogarse, como quien le quita el pito a la olla de presión, la escritura es una válvula de escape para tantas ideas que dan vueltas y vueltas en su cabeza.
  • Leen. La lectura es su compañera. Leen cualquier tipo de literatura; viajar y expandir horizontes les ha enseñado a no discriminar, a no cerrarse a nuevas posibilidades, a probar.
  • Hacen esfuerzos para crecer. Toman sus difíciles experiencias como aprendizajes, y las transforman en un proceso de crecimiento, aceptación y mejora. Algunos buscan herramientas para apoyarse, las terapias por ejemplo, son bienvenidas.
Todos tenemos un sueño, la diferencia entre los que lo materializan y los que no, está en creer que tu sueño es posible, sin minimizarse ante los obstáculos. La primera barrera y la más fuerte de derribar serán los miedos, tus propios miedos que se han creado por paradigmas sociales, por personas que temen a la vida y te enseñan a temer; los podrás ver burlarse de ti, de tus ideas, de tus proyectos. El trabajo será entonces VENCERLOS. A veces los miedos no retrasan el inicio del camino a nuestros sueños, nos hace posponerlo bajo cualquier excusa. A veces los miedos nos hacen conformarnos con la comodidad de lo conocido, sea bueno o malo, nos apasione o no, así va pasando la vida entre peleas internas que dejas de escuchar con el tiempo, mientras la conformidad se apodera de ti.
Típica frase “Nadie dijo que fuera fácil” y evidentemente el camino hacia tus sueños no lo será, necesitarás mucha constancia y, sobre todo, confianza en ti. Busca las herramientas que necesites para transformar tu realidad personal, no tengas pena de pedir ayuda o probar cosas nuevas que quizá te alumbren el camino, debes aceptar el poder que tienes. No será fácil cierto es, pero las maravillas que te regalará tu proceso de crecimiento transformarán tu vida entera, y de repente, todo lo que dudaste alguna vez que sería posible, todo aquello con lo soñaste, llegará a ti porque así lo creaste.


CONVIRTIÉNDOME EN VIAJERA DE LA VIDA
Leyendo un blog de esos a los que llegas por darle link a un enlace y otro, y otro más, descubrí la diferencia entre el turista y el viajero. Bien expone Juan en su blog (http://aprendizajeyvida.com/2013/11/04/reventando-zona-de-confort/) que un turista es aquel que viaja con gente conocida y todo su itinerario organizado, sabe prácticamente los sitios en los que debe estar en cada hora de cada día. Por el contrario, el viajero llega a un lugar desconocido, sin visitas programadas ni amigos, con la máxima disposición de dejarse llevar por sus deseos de aventura.
Les contaré como Río de Janeiro me regaló la oportunidad de pasar de ser turista a una viajera. Empecé el viaje perdiendo mi vuelo de ida, para una turista tan planificada como solía ser, eso era toda una novedad. No conforme con eso, para la fecha de partida no tenía ni siquiera reservado el hostal donde me quedaría la primera noche, no sabía nada de ese viaje, eso era toda una novedad. Con la pérdida de mi viaje de ida, se canceló automáticamente el de regreso. Al montarme en el avión luego de estar en lista de espera no sabía que día retornaría. El primer día fue de desconcierto y mucho miedo, hasta me afectó el estómago y me dio quebranto: por primera vez estaba viajando de verdad. Fui sola a otro país, con algunas limitantes que impone el sistema cambiario de mi país y sin boleto de regreso, además no tenía planificado un itinerario, dejaría que todo sucediera. Luego de superado el trauma de no tener asegurado el regreso, me entregué a Río de Janeiro. Así fue como esa ciudad cambiaba hasta mis planes momentáneos de ir a un sitio determinado, cuando salía el sol corría desde donde estuviese con amistades que había hecho en el hostal, a los destinos que vale la pena visitar en esas condiciones climáticas y abandonaba mi plan inicial del día. Terminé entonces en Arraial do Cabo, un pueblo sencillo de pescadores donde seguí conociendo personas conectadas con la energía de la plenitud y la abundancia. Estando allá recibí de mi hermana la noticia de que debía regresar cuanto antes a Río, mi vuelo de regreso salía al día siguiente a primeras horas. Después de una corrida fabulosa, llegué cuando en los altavoces se escuchaba: pasajero Rossana Da Silva, ultimo llamado.
Subí al avión para regresar a mi país sin visitar todo lo que normalmente se visita en la ciudad, sin comprar los recuerditos típicos del viaje, sin pensar que haría al día siguiente. La vida quiso enseñarme de esa manera que la planificación es necesaria en su objetivo general, pero en los detalles solo tienes que abrir los brazos para recibir y convertirte en una pajilla que el viento lleve hasta las alturas y ver, desde allí, todo en su máximo esplendor.


PUNK CONTRA EL SISTEMA

Estuve en un toque de punk, no es mi estilo pero era la primera presentación de un compañero de vida que aprecio muchísimo, así que quise acompañarlo. Surgió un alto contraste entre mi imagen de él  y lo que percibí al escucharlo cantar maldiciones en un tono de voz grueso y poco melodioso, que se transformaba en un reclamo formal a la sociedad. Ese reclamo viene acompañado de tatuajes, piercing, túneles y peinados diferentes a los considerados estéticos, el mensaje está claro: YO SOY COMO QUIERO SER, SOY DIFERENTE.
En esa búsqueda de diferenciarse, de salirse de un sistema, se crea otro estilo, otro sistema. Este grupo de jóvenes de vestimenta mayoritariamente negra con cripy a la mano, han creado otro sistema en donde, sin darse cuenta, siguen copiando un patrón que se creó para contrarrestar el patrón predominante. Este patrón creado se basa en un prototipo prediseñado que genera rechazo en el sistema aventajado, así es como, por ejemplo, los punketos no son aceptados por empresas sea cuales sean sus talentos, pocos ingresan al sistema predominante siendo “ellos mismos”.
En esa búsqueda de diferenciarse, también entran en juego múltiples ausencias. No es necesario que cada uno te cuente su historia para notar sus carencias, son las mismas de las personas que usan traje y corbata, son las mismas de cualquier ser humano.
Ese momento diferente al mejor estilo adolescente me hizo reconocer algo: lo que nos diferencia de los demás no es precisamente nuestra ropa o lenguaje, todos somos ínfimamente diferentes y semejantes a su vez. El ser humano busca siempre aceptación y a veces no conseguirla le hace buscar rechazo, evitando pasar por la dura tarea de ver si eres aceptado. La aceptación es indiscutiblemente interna, solo al aceptarte como eres y quieres ser, conocer lo que de verdad quieres para ti, podas proyectar esa energía de aceptación entre cualquiera de los sistemas sociales creados. Así es como muchos logran adaptarse a múltiples entornos, entendiendo y respetando la forma de ver la vida del otro, y sobre todo, la forma de afrontarla.
Del toque me quedaron muchos momentos agradables y muchos aprendizajes, me alegra saber que algunos desahogan su ira a través de un estilo musical, espero sus almas encuentren aceptación interna y con ella, paz. A parte de lo que muchos puedan pensar, este grupo de personas tienen un alto grado de sensibilidad, agradecen el cariño sincero y quieren desde lo más profundo de su corazón un mejor mundo lejos de estereotipos y caminos pautados, quieren y buscan lo mismo que todos: LIBERTAR, AMOR Y FELICIDAD.

SOBREVOLANDO MIS SUEÑOS

Desde las alturas, la visión cambia totalmente, no es mejor, ni peor, simplemente diferente. Así, por segunda vez lloré frente a él, cuando su imponencia me dio una cara diferente. No es fácilmente descriptible el sentimiento, si alguna palabra del español se le asemeja sería "agradecimiento". Eso fue lo q sentí una vez más al ver los 979 más de caída desde las alturas; las lágrimas brotaban solas y me preguntaba: ¿cómo puede ser mejor? Miles de sueños haciéndose realidad con la simpleza en q un molino es movido por el viento, la fuerza de un sueño soplando el motor de mi vida.
Después de la emoción de ver el Kerepakupai Vená desde sus alturas, sobrevolando el Auyantepui se abre ante mis ojos un paisaje inimaginable, legendario y tan especial q ni las mentes mas creativas lo hubiesen podido recrear. Así es Kavac, un lugar donde pierde fuerza la gravedad, porq vi el agua caer desde la cima de aquella grieta del Auyantepuy, en cámara lenta, frenada por la fuerza del viento. Y me sentí tan minúscula como soy, agaché mi cabeza ante tanta grandeza y deseé poder ser digna de repetir esta experiencia.

 

ME ENAMORÉ 

No siempre te veo, a pesar de que el amor es compartir, compartir "frecuentemente" fue mi lectura errada entre líneas, pero cuando te veo es como si el tiempo no hubiese pasado entre nosotros, entre nuestras distancias.
Cuando te vuelvo a ver, no llevo la ansiedad de la primera vez y no es que ya no sienta amor, simplemente voy más agradecida y serena a nuestro a encuentro, lo que me permite compartir contigo de forma más equilibrada, me permite disfrutar más de ese contacto que esperé durante días. Así debe ser el amor ¿no? impulsivo y frenético en el enamoramiento, sereno y agradecido en la etapa siguiente; no es que se vaya, es que se transforma y esa transformación lo hace más sólido, más verdadero. El que estés físicamente lejos de mi, me ha ayudado a manejar mis dependencias, a controlar mis ansiedades.
No sé por qué me das tanto, viéndote o en la distancia sigo aprendiendo de ti, tu que eres tan imponente, tan importante, estas de primero en la lista del mundo.. Tu tan grande y generoso conmigo, tan humilde y entregado, no tengo como agradecerte todo lo que me haz dado.
Estas allí, protegido por tu madre en un abraza receloso, para q llegar a ti sea privilegio de pocos. Que curiosa la naturaleza materna, q protege sus mas preciados tesoro de mil maneras.
Solo sé q me haces mas humana, mas sencilla, en tu presencia me puedo hacer una radiografía, de tus enseñanzas silenciosas tengo miles de notas.
Debo tomar aviones para verte, dos para ser exactos, navegar cuatro horas y caminar al menos
dos; todo vale la pena, en tu presencia la paz que recibo, la energía que me das, compensa y rebosa cualquier esfuerzo.
Entiendo ahora porqué nací en Venezuela, entre tantas cosas tenía que conocerte y transformarme a través de ti. 
Kerepakupai Vená, eres uno de los amores de mi vida.

 

 

CORSI E RICORSI


“Il corsi e ricorsi de la historia” es una teoría que tuve a bien conocer en una clase magistral dictada por una reconocida abogada venezolana, destacada por sus conocimientos sobre el entorno jurídico que envuelve a los hidrocarburos.  El autor de esta teoría fue un filósofo italiano,  también abogado, de nombre Giambattista Vico, quien ya en el siglo XVIII podía notar como la historia avanza con fuerza, resistencia y tempestad para luego regresar con pasividad y resignación. En esta concepción del movimiento histórico,  no se visualiza el progreso de forma lineal sino se concibe cíclico, asegurando que los retrocesos permiten a la historia cargarse de fuerza para afrontar los cambios perseguidos, como en la mejor estrategia de los equipos de futbol Italiano. Evidentemente en este retroceso no hay un regreso al principio, porque el principio ha sido erosionado y distorsionado, solo un regreso a posiciones más seguras y de menos luchas que permitan analizar, reflexionar y cargar fuerzas para el siguiente contraataque. Podríamos considerar entonces que la historia es como un espiral cónico que va aumentando su diámetro en el tiempo. Eso no los ha demostrado la historia de los pueblos, sobre todo, nuestra propia historia y los acontecimientos en pleno desarrollo.
Considerando la tendencia básica de partir desde lo más simple a lo complejo, podemos aplicar esta teoría al propio desarrollo personal, a nuestra historia individual. A veces nos conseguimos envueltos en situaciones que nos hacen sentir en regreso al punto de origen, sin la fuerza suficiente para enfrentarlas y romper con ese ciclo de idas y venidas que tanto nos atormenta y desgasta. Así como en la historia de los pueblos, en nuestra historia tampoco significa un retroceso absoluto al punto de origen; con cada intento, con cada embestida, estamos erosionando aquello que nos limita o atormenta.
No te sientas abrumado por tener que regresar, pero tampoco te quedes en la zona de comodidad, continúa el camino a eso que quieres, a eso que deseas alcanzar, con estrategia e inteligencia emocional. Algo sucederá, alguna decisión tomarás, que cambiará entonces el rumbo de tu historia.
Il Corsi e Recorsi de la historia solo nos recuerda que debemos aprender de cada cosa que nos sucede, de todo  lo que nos rodea. No olvidemos nuestra historia personal, no olvidemos nuestros sueños y deseos, con empatía y alegría alcanzarás aquello que deseas de corazón. Sin frustrarnos, tomemos el tiempo que sea necesario para entender alguna situación o liberar sentimientos que nos aten, recordando sobre todas las cosas que la meta es la plenitud.


 

POEMA PARA SOLTAR LA DESESPERACIÓN Y LA CALMA

A veces tengo muchas ganas de escribir, tantas ganas como ideas que no logro enderezarlas, agruparlas y priorizarlas para verterlas en las hojas virtuales de mi computador, una hoja inexistente que con las letras cobra existencia
Pasan tantas cosas en mi interior, todas juntas y sin separación, que se hace difícil digerirlas para explicarlas, para explicármelas, es una mezcla de tranquilidad y ansiedad, una mezcla de sabores sin colores, de texturas sin dimensiones
Entonces intento buscar calma interna, escucho música relajante, me baño consciente del baño, ¡qué difícil se hace realizar algunas tareas con plena consciencia en ellas!
Parece que el mundo se pone grande mientras me siento apretujada entre las multitudes y las soledades, me molestan los ruidos del silencio y las voces estruendosas en un mismo grado
No estoy molesta, no estoy feliz, no es una cuestión de sentimientos sino de pensamientos, revueltos y encontrados, con la fuerza del río que se enfrenta al mar sin dividirse en vertientes, confrontados peleando lo dulce con la sal
Sin ver salidas, sin sentir tranquilidad ni espasmos, es como transcurren los días en este estado
Tantas experiencias habituales parecen nuevas, reformadas por la vida para encontrarme desprevenida en mis pensamientos
Tantas experiencias nuevas parecen ser desapercibidas por mi cuerpo que se encuentra atrapado en una mente ávida de explicaciones, ávida de respuestas, ávida de agotar sus preguntas
Los días pasan, no puedo contarlos, es una ansiedad diferente a las vividas, no me empuja a hacer cosas, simplemente me paraliza
Entonces quizá sea temor corriendo por mi cuerpo, temor a las cosas que sentía antes de este sentimiento
Entonces quizá sea el amor que no aparece sonriendo un día de estos por mi casa, para devolverle la sonrisa y dejarlo libre como el viento, el amor que viene, el amor que no se quiere ir aun con la puerta abierta porque siente que su vida está en el lugar que encontró, en el sofá en que se acomodó
Y como la vida es continuar, ese amor y este temor, deciden un día continuar los dos, hasta que se convierten en uno mientras caminan en otros paisajes con otros climas, pero siempre con la misma intensidad que no devasta porque no es solo pasión, que no congela porque el temor, el temor se esfumó...



LA VIDA EN BICICLETA

No soy deportista, no practico ningún deporte ni me gustan los gimnasios, pero por cosas de la vida terminé comprando una bicicleta. Solo he montado en ella 4 veces, pero ha sido suficiente para animarme a seguir usándola y a utilizar mis patines.
A través de estos paseos he comprobado una vez más que la vida está rodeada de aprendizajes que los puedes ver o dejar que pasen desapercibidos en tus días.
Aquí les enlistaré lo que he aprendido y/o confirmado a través de mi bicicleta:
  • Montar bicicleta es un paseo, nada como ir disfrutando de los paisajes, concentrado en la vía para esquivar los huecos. Sentir la brisa, el sol, la lluvia, ver los árboles, detallar el paisaje. Si vas pendiente del tiempo o los kilómetros que haces, si te pones metas para autosuperarte, para superar a otros, dejarás de disfrutarlo para convertirlo en una competencia. Así es la vida, un paseo que solo necesita que disfrutes del paisaje; la resistencia, la experiencia, la mejora de capacidades, la meta, todo eso vendrá solo si disfrutas cada momento, si todo lo que hagas lo disfrutas.
  • Después de toda subida, hay una buen bajada. Las subidas cuestan, necesitan de tu esfuerzo y compromiso, pero luego de llegar arriba seguro vendrá una bajada en la que disfrutes del viento en tu cara y la velocidad ganada. Si no puedes subir en la bici, bájate y continúa, ¿qué importa eso?, es solo un paseo, hazlo como puedas y quieras, y prepárate, tarde o temprano, vendrá una subida más.
  • El orgullo y la competencia no te servirán más que para alejar la ayuda que otras personas están dispuestas a darte. Ser humilde y sincero hará que llueva la solidaridad. Muéstrate como eres, no necesitas ser mejor que nadie, como eres, eres un ser único y especial. Ayuda al que puedas y quiera, pero sobre todo déjate ayudar. 
  • Aunque puedes hacerlo solo, siempre es más sencillo en compañía. Puedes agarrar tu bici y pasear, eso es totalmente disfrutable y enriquecedor, pero no podemos negar que la buena compañía también te hace ligero y grato el viaje. No te vuelvas un ser solitario, aprende a conocerte, a disfrutarte, date tu espacio sin olvidar que la grata compañía es bienvenida a tu vida. He notado que algunos deportistas tienden a ser solitarios a pesar de hacer deportes en grupo, creo que desarrollan una seguridad ficticia a través de la competencia y la mejora de sus capacidades físicas. Que no te pase eso en la vida!! aunque mejores, aunque crezcas, siempre a tu alrededor habrán personas con miles de cosas para ensañarte y compartir, dales espacio.
  • Tu ritmo es siempre el mejor ritmo a seguir. Unos irán más rápido, no te sientas presionado; otros irán más lento, no te sientas comprometido. Vé a tu ritmo, espera a otros cuando lo desees, y continua cuando así lo sientas. Tu ritmo es el mejor para ti.
  • No pongas resistencia para cambiar la ruta predefinida. Cuando sales en grupo a rodar, puede que termines haciendo una ruta diferente a la planificada ¡Que importa! Disfrútala! Si así salió, así debía ser. No tengas miedo de cambiar de rumbo en tu vida, si así lo sientes, si así se da, bienvenido sea!

La verdad es que me está agradando mucho la actividad, he conocido a personas excelentes, re descubriendo a la ciudad y la vida en una par de ruedas y pedales. Seguiré rodando y aprendiendo, así es la vida, un continuo aprendizaje, un paseo que no tiene punto de llegada, siempre hay que continuar.


COSAS DEL AMOR, COSAS DE LA VIDA



Llegué al punto de mi vida donde todos los conceptos que tenía claros se han borrado. Empiezo a sentir que aquello que llamaba amor, fidelidad, felicidad, entre otros, no es lo que creía, no es lo que pensaba. Hasta me sorprendo al escribir “empiezo a sentir” en reemplazo del comúnmente utilizado “empiezo a entender”. Y de eso justamente se trata, se trata de abandonar el control mental de mi vida y abrirle paso al corazón.
Consideraba así que en mis 29 años de vida había actuado siguiendo mis sentimientos; entiendo ahora que no existía una mentira mayor a esa, de alguna manera mi actuar estaba condicionado por lo que, desde diferentes instituciones y papeles, la sociedad se había encargado de enseñarme.
Así “entendía” el amor, lo entendía como algo que debía ser para siempre de la misma manera, que implicaba entrega, sacrificio y, por ende, dolor. Así “entendía” la fidelidad como la expresión pura de amor que básicamente exige no entregarte sexualmente a otra persona más que tu pareja. Así “entendía” también que la vida era complicada y sacrificada, exigiendo un esfuerzo sin tregua para alcanzar lo que, según la sociedad, necesitaba.
Ahora siento que todos esos conceptos son falsos, no tienen sustentos en sentimientos sino en el control de la acción, ¿a quienes conviene ese control? Ese es asunto de otra discusión, más política quizá, pero desde la perspectiva humana, siento que de nada sirve controlar el sentir, aprender a escucharme hará la diferencia en el actuar.  
Paradójicamente nos insisten en que cada uno de nosotros es único y diferente, pero en el tiempo nos encarrilan en conceptos que quizá sirvan a la mayoría o, tal vez, a una minoría cada vez más reducida. Nacen allí los divorcios traumáticos, la infelicidad del obrero y el patrón, el sacrificio de las madres frustradas, el dolor de lo anhelado de un padre ejemplar.
Entonces me pregunto ¿que será el amor, la fidelidad, la felicidad, el sexo, la libertad?… Debo asumir con valentía el reto que me pone delante la vida: descubrir qué significa PARA MÍ cada uno de esos conceptos que hoy se quedan sin definición. No es en lo absoluto una tarea sencilla, entra en controversia constante el corazón y la conciencia, como en aquella intensa canción de Gilberto Santa Rosa.
Por mi parte, siento ahora que querer entregar tu vida a alguien no es amor, puede ser un acto de irresponsabilidad; que sacrificar tus gustos y tendencias por alguien no es amor, ese sacrificio innecesario te irá apagando en el tiempo; que pensar solo en una persona y vivir por ella no es amor, podría ser obsesión; que sentir ganas de entregarte constantemente a tu pareja no es amor, es deseo; que intentar por todos los medios ayudar a crecer a tu pareja no es amor, es evasión de tu propio proceso de crecimiento. Pero claro, esto es cierto PARA MI, cada uno deberá descubrir sus propias premisas.
Muchos leerán y dirán: yo no controlo el sentir, yo solo siento. Para ellos: ¿Haz sentido la necesidad de bailar alocadamente en el medio de un boulevard, y lo haz hecho? ¿Te haz sentido vacío haciendo algo, y haz dejado de hacerlo a pesar de que contradiga a las mayorías? ¿Haz sentido la necesidad de tomarte unos días, semanas o meses para ti, y lo haz hecho? ¿Haz sentido ganas de dejar tu ocupación actual y dedicarte a otra totalmente diferente, y lo haz hecho? ¿Haz sentido ganas de salir corriendo a abrazar a un familiar, a tu pareja y dejar todo lo que estás haciendo en ese momento, y lo haz hecho? Si haz respondido SI a la primera parte de cada pregunta, es un avance. Si haz respondido SI a la segunda parte de cada pregunta, eres libre y esa libertad te llevará de la mano a descubrir el amor, el amor verdadero, ese que no tiene fronteras, distinciones ni tiempo, ese que te eleva como el viento sobre cualquier dificultad y se entrega incondicionalmente.



El Machismo y sus inventos


No me declaro feminista, eso sería como apoyar al machismo en su versión femenina, bien dicen por ahí que los extremos se tocan. Eso si!, me declaro defensora de la igualdad en cualquiera de sus ámbitos: género, raza, religión, etc, etc. Bajo esta premisa, admiro y defiendo la energía femenina en la tierra, la que regala belleza, coraje e intuición a este planeta.

Viendo la vida con igualdad, empiezas a respetar las diferencias naturales, y surge una relación simbiótica entre ellas. De esta forma, partiendo dese la igualdad todo se equilibra y sintoniza, y cada quien ocupa el papel cuyas carácterísticas les fue otorgadas naturalmente.

Cansada estoy ya de escuchar la teoría de que hay mas vientres que hombres, de que la naturaleza del hombre es reproductiva-impulsiva y eso explica su infidelidad constante y su necesidad de acostarse con quien se le atraviese. Y con esto no me refiero a que el hombre, o la mujer, debe estar atado sexualmente a su pareja, en lo absoluto, sino que es hora de dejar de buscar excusas e irnos al verdadero origen de las cosas.

La cantidad de hombres en el mundo no solo se ha igualado con la cantidad de mujeres, sino que la supera al haber al menos 50 millones de hombres más que de mujeres, según una actualización de datos realizada por la Oficina del Censo de los Estados Unidos. Si fuese cierta la teoría de que había más mujeres que hombres y por ende el hombre debía tener más de una mujer, entonces mujeres, llegó la hora donde debemos tener más de un hombre jajajaja.

Sinceramente no creo en esa teoría, como tampoco en ninguna de las que he conocido hasta ahora: casarse y reproducirse, vivir para siempre al lado de tu pareja hasta que la muerte los separe, y bla bla bla. Yo creo que cada quien debe encontrar su felicidad lejos de cualquier preconcepto, de cualquier teoría mal infundada.

Es de valientes descubrir aquello que realmente te hace feliz, que te llena, que le da brillo a tus ojos, que te hace disfrutar la vida como quien come un exquisito postre. Así que seas hombre o mujer, te invito a descubrirte realmente, apartando las influencias sociales, reinventándote lejos de cualquier preconcepto. De esta forma, a quien realmente le haga feliz vivir con 3 mujeres y consiga 3 mujeres que sean felices en esa condición, pues QUE FELICIDAD!! O al trio de bisexuales que disfrutan entre ellos la vida, la compañía y el sexo saludable, pues QUE FELICIDAD!!

Que el amor se multiplique sanamente, que cada quien consiga el camino que le hace feliz lejos de cualquier prototipo; eso es, para mi, lo único importante.



NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO

25 junio 2013

Es el proceso de desprenderse el más dificil que me ha tocado vivir: desprenderme de una pareja, desprenderme de los falsos conceptos, desprenderme de las barreras mentales y sociales.
Desprenderse ha signifcado para mi no aferrarse, dejar libres las cosas, dejarlas ir con el viento, enteder su proceso y aceptarlas sin encerrarlas en falsas realidades que repetimos como loros de la vida. Para que eso pueda suceder en sana paz, debí entonces olvidar todo lo que me han dicho hasta ahora y empezar a crear mis propios conceptos de las situaciones, de la vida en general, entendiendo que son transformables en el tiempo, para nada son barreras rígidas que marcan la pauta del actuar.
Como todo en sus comienzos, hay muchas cosas por pulir y ese desprendimiento no es algo inmediato que sucede mágicamente. Puedes presentir que está sucediendo cuando empiezas a entregar sin exigir, a querer sin obligar a que te quieran como quieres. Ese proceso desinteresado de entrega, apoyo, soporte; ese proceso de conexión con tu deseo interior más que con los conceptos preestablecidos es quizá AMOR.
He descubierto que puedo amar sin esperar, amar sin conceptualizar, amar por amar, por la simple razón de que vinimos a la tierra a amarnos los unos a los otros. No me engaño, aun me duelen muchas circunstancias porque guardo preceptos de las situaciones, pero sé que poco a poco me haré libre de ellos para amar plenamente.
Siento que Amar es libertad, siento que cuando amas sinceramente a una persona, un momento, un lugar, una cosa; cuando te abres sin esperar, estas amando de verdad. Me cuesta mucho describir lo que siento, y aunque aún algunas circunstancias me agarran preconceptualizadas y me duelen, al escucharme internamente, al intentar decifrar lo que realmente quiero hacer, me siento plena, siento que vivo en AMOR.
Por fin quiero entregar sin recibir, sin exigir, sin reclamar, creo que estoy recordando lo que es amar. Aun hay cosas que me duelen porque hay preceptos que causan ese dolor, pero sé que en el fondo cuando logre desencadenar la energía del amor pasará lo mismo que con cualquier otras energías: entre ellas se atraen, y a mi vida llegará simplemente más amor multiplicado!
No todo lo que brilla es oro, dicen por ahí; yo he descubierto que no todo el que parece feliz necesariamente lo esté, ni todo el que sea feliz no viva algún momento de dolor, pero todo el que ame libre y sinceramente, entonces será feliz al descubrise en su naturaleza amorosa.

NOTA: Buscando la imagen para este artículo, me gustó la que publiqué. Al revisar, estaba asociada a esta publicación que quiero compartir con ustedes: La verdadera Libertad del Espíritu http://www.mariasoledadpineiro.com/es/la-verdadera-libertad-del-espiritu

 

LA CONEXIÓN CON TU ESENCIA 

junio 2013

Mucho tengo para decir, pero últimamente no me salen ordenadas las palabras. Pareciera que estoy en un punto de ebullición donde esperar un poco pudiera crear el espacio que ando buscando para escribir; y ¿para qué escribir?.. No sé, quizá signifique un camino de desahogo a tantas ideas, sentimientos, pasiones.
Este fin de semana fui nuevamente de visita al Salto Ángel (Kerepakupai Vená). La magia indescriptible de ese lugar, una vez más, hizo de las suyas con mi emotividad. No puedo explicar la conexión que sientes con la naturaleza cuando tienes tanta grandeza frente a ti, cuando te permites descubrirte a través de la energía de sus aguas o lo imponente de sus tepuyes. Puede parecer extraño, puede parecer exagerado, pero por un momento privilegiado que tuve, sentí algo diferente, algo puro, algo tan grandioso e inmenso que nada esperaba, que solo agradecía el momento, el lugar, la vivencia; que no se preguntaba ni cuestionaba... Creo que en ese momento estaba sintiendo verdadero amor; y no era amor hacia una cosa, una persona o un lugar, era algo que brotaba desde mi interior y salía convertido en canción, convertido en un juego divertido con el viento y en miradas llenas de picardía hacia los majestuosos tepuyes.
Dicen que todos los caminos llevan a Roma, así que todos los caminos te conducen a tu verdadera esencia.  Cuando voy a Canaima, cuando me siento frente al Salto Ángel con tanta emoción de estar allí, con tanto agradecimiento, siento que estoy tomando un atajo para llegar a mí, a mi esencia amorosa, a mi verdadera personalidad. Cuando estoy en el Salto Kerepakupai Vená me siento LIBRE.
De regreso cuesta adaptarse a este sistema creado por nosotros para destruirnos a nosotros, pero sé que volveré a encontrarme conmigo a través de ese mágico lugar que tanto me da y nada me pide, y si eso no es amor ¿entonces, que será?.
No sé si suena lógico amar a un lugar, pero yo sinceramente y con riesgo de parecer loca, cursi o incauta, afirmo que estoy enamorada de Canaima y sus místicos recovecos que espero poder descubrir a profundidad, porque cuando estoy allá puedo ver de cerca lo mejor de mi, puedo sentir tanto que hay dentro para ofrecer sin negociar, para entregar sin esperar. 

Bendito lugar de encantos, que bueno que un día nos encontramos.


EL CAMINO DE LA VIDA 

mayo 2013

Muchos dicen que la vida es un camino, algunos dicen que tiene atajos, otros, encrucijadas. Ciertamente podemos usar la paradoja del camino para describir nuestro paso por la tierra, pero a esta hipótesis debemos agregar que ese camino no tiene fin. No llegamos a un lugar donde nos sentaremos cómodos a relajarnos, a ver pasar el resto de la vida desde esa posición afortunada, feliz y pacífica que todos queremos encontrar; sentarnos allí y ver pasar el resto de la vida no es una opción. Podemos segmentar el camino en metas, en logros, en pequeños sitios de descanso, pero a la final te verás obligado a continuar, porque cuando resuelves algo, llegas a una meta o solventas un problema, inmediatemente se te presentará otro reto.

Y entonces si vamos a todos lados y a ninguno a la vez, es mejor disfrutar el camino, fijarse en el entorno, disfrutar de la compañía que puedas conseguir en tu viaje, o de la soledad que te regale. Fíjate que a tu alrededor todo funciona como un espejo, a veces cuesta conseguir el punto de conciliación donde entiendas qué te quiere decir ese reflejo, cuando lo consigues entonces podrás mejorar eso que está dentro de ti. Sé observador, vé espectante por el camino y, como me dijo una amiga, el mejor ritmo para continuar es el tuyo. No dejes que nadie te diga qué sendero tomar, no tomes atajos para llegar más rápido, recuerda que de nada sirve porque la meta final no existe. Solo existe el cambio constante, la constante evolución de tu alma a través de las vivencias que te permitas en esos caminos de la vida.

No te tortures, no te apresures, no te detengas; lo que tienes que encontrar está dentro de ti y tu entorno es solo es un reflejo de ti. Así fue diseñado este camino experimental, para que nos veamos y aprendamos, mejoremos y continuemos.

El camino continua, siempre continuará, así que disfruta cada paso, entiende cada reto, analiza tu entorno, tus tendencias, abstráete de lo que eres y analizáte. Define tus principios, gustos y deseos, mientras caminas, mientras disfrutas, mientras sientes, mientras experimentas.

No te tortures, no te apresures, no te detengas; lo que tienes que encontrar o mejorar está dentro

 

LA CULPA ES DE LA VACA 

febrero 2013

Confiada y testaduramente, cayendo en el desespero, aseguré que el problema “es el petróleo”. No era la primera vez que esta frase causaba una alarma en la compañía de tertulia, quien inmediatamente buscó argumentos históricos para justificar lo injustificable: una nación rica en recursos naturales que sigue luchando por crecer sustentablemente y lograr la mayor suma de felicidad posible. Toda esa discusión interna comenzó en mi cabeza por iniciar la lectura “Historia y retos del petróleo en Venezuela”. 

Pues no resultó tan alocada mi posición con respecto al petróleo cuando al iniciar las investigaciones y conversaciones pertinentes que me llevan hoy a escribir este artículo, descubrí que existe una teoría mundial denominada “la maldición de los recursos naturales” de las que pocos países se han escapado. Esta teoría consiste básicamente en que los países que contamos con riquezas naturales y sobre todo con petróleo, tenemos un menor crecimiento del producto interno bruto en comparación con los países que no cuentan con las mismas riquezas, aunque parezca paradójico es la realidad mundial.


Uno de los países excepciones a esta tragi-regla es Noruega, en donde se aplicaron un conjunto de políticas públicas a largo plazo que permitieron controlar los efectos rentistas en la economía del país, asegurando la inversión en capital fijo así como el desarrollo científico y tecnológico gracias a la formación del talento humano, que sería uno de los objetivos de eso que llamamos “Siembra Petrolera”.

Resulta que la excepción a la regla que representa Noruega, no solo se debe a las correctas políticas implementadas al momento del auge petrolero, sino que es la 7ma nación con menos burocracia en el mundo, cuenta con mano de obra competitiva, y son una sociedad apegada al cumplimiento de las leyes en el más estricto sentido. Esto nos deja claro que su éxito está basado en la administración eficiente de sus recursos, cosa que no depende solo de las políticas que se establezcan sino de la contribución que puede dar cada ciudadano desde su trabajo capaz, honesto y eficiente.

En conversaciones mañaneras con una excelente persona reflexionábamos: el aprendizaje colectivo entra en juego como una variable significativa; solo el entendimiento real y el compromiso personal con romper los actuales esquemas que predominan en la sociedad nos liberará de nuestra autodestrucción. En palabras más llanas: si le pagas al fiscal para que no te multe o si pagas para que te saquen “rapidito” un documento, o te “habiliten” alguito, eres parte del problema. Si vas a la oficina solo a cumplir con tu horario y poco te comprometes con entregar resultados de calidad, estas siendo parte del problema. Eso quiere decir que si no respetas las señales de transito, si eres un peatón de los que cruza donde sea, si tiras basura en la calle, si te parece mejor ganarte un dinerito rapidito haciendo una trampita sencillita que no tiene caída, indiscutiblemente, ERES PARTE DEL PROBLEMA. 

Empoderarnos de nuestros recursos, de nuestras capacidades y sobre todo de nuestros problemas, hacernos responsables de ellos y optar una actitud más optimista y emprendedora, más honesta y trabajadora, es una opción para mejorar lo que ahora criticamos, lo que siempre rechazamos pero alimentamos. Ciertamente, las políticas del Estado ayudarán y marcarán una guía, pero tambien es cierto que no es la única solución, a la final el Estado es el reflejo de la sociedad que busca autocontrolarse de alguna manera.

Dejemos de justificar nuestras acciones bajo conceptos facilistas: “si no lo hago me come el sistema”, “todo el mundo lo hace, ¿por qué yo no?”, “es la única manera de sobrevivir”; y si no quieres dejar de hacerlo entonces sencillamente NO TE QUEJES, ERES PARTE DEL PROBLEMA.

No es el recurso, ni los políticos, ni los responsables en altos cargos, ni la historia castigadora e inclemente, es la sociedad que no se ha responsabilizado y aceptado que un paso importante para cambiar en colectivo es el cambio desde lo individual. 

Fuentes:
http://www.cep.org.ar/2007/la-maldicion-de-los-recursos-naturales/ http://www.petroleoyv.com/website/uploads/GRISANTI.pdf http://ols.uas.mx/PubliWeb/Articulos/Petr%C3%B3leo-el-caso-Noruega.pdf Índice de Percepción de la Corrupción, que elabora la ejemplar organización Transparencia Internacional

 

MUNDO VERDE

enero 2013

Me vi sentada, por casualidades de esas que normalmente son causalidades, en un conversatorio sobre el tema de conservación ambiental, más especifico aún sobre RIO +20, una cumbre celebrada en Río de Janeiro para avanzar en el compromiso de los Estados y la comunidad mundial en los grandes cambios de siglo XXI en aras de la conservación ambiental.
El principal objetivo es lograr el desarrollo sustentable, considerando que éste significa el utópico equilibrio entre el desarrollo social, el desarrollo económico y la naturaleza. Pues ante este interesante panorama me siento cómodamente en mi butaca para escuchar cómo piensan los dirigentes de la humanidad acomodar el embrollo en el que nos hemos metido y no es poco mi asombro ante las políticas desarrolladas todas en búsqueda de un real objetivo: el desarrollo.
Resulta que para este señor llamado Desarrollo el ambiente puede llegar a convertirse en un obstáculo, peligroso y asechador que jamás dejará de perseguirle como un verdugo que acosa constantemente a su homicida. Lo más irónico es que pensar que el ambiente hay que conservarlo porque simplemente no hay otra salida se conceptualiza como una “visión romántica” del asunto.
Pues bajo estas premisas y muchas otras de tilde mayoritariamente político y económico, se creó el famoso Protocolo de Kyoto del cual se tienen a la fecha pocos avances. Países como los Estados Unidos irónicamente no tienen acuerdos de reducción de sus emisiones y países como Francia dicen a la comunidad europea: “Ya va! A mi no me pongas metas de reducción porque todavía me falta incrementar mis emisiones para llegar a los que otros países contaminan”. Y así fue aceptado este acuerdo, tan increíble como cierto.
Y de repente en todas esas discusiones se resalta la necesidad de considerar el contexto histórico de donde emana la responsabilidad, asunto que realmente parece pertinente. Lo que no me parece tan pertinente es que en base a estas premisas los países en desarrollo excusen entonces la futura importación de materia prima así como diciendo “si tu lo hiciste para desarrollarte, yo también lo puedo hacer ahora”.
Inevitable es preguntarme ¿No pasa a ser una excusa el ambiente y su conservación para el control de los países? ¿A alguien le importa realmente la naturaleza? Los países en vía de desarrollo solicitan a los desarrollados que les entreguen tecnología verde, los países desarrollados ofrecen a cambio “bonos”, los países en vía de desarrollo solicitan a los desarrollados que disminuyan sus emisiones pero a ellos no se les impone ningún acuerdo porque dejarían de desarrollarse, ¿Qué lindo y unido panorama el de nuestro mundo, no?.
Considero muy personalmente que los modelos políticos no pueden ser diferentes si sus modelos económicos son medidos por el mismo señor Desarrollo. Si realmente no profundizamos en lo que consideramos “desarrollo”  sin cambiar su conceptualización (y tanto que le gusta a los países no desarrollados colocar entre comillas ese calificativo) y dejamos de entrar en la competencia del mundo por dominarse unos a otros, simplemente llámese como se llame el modelo político sigue siendo el mismo, cambiando solo algunas directrices como por ejemplo: distribuir equitativamente las ganancias entre la población y fomentar fuentes de ingresos, empleos, que para nada son políticas criticables pero ¿Con qué las sustentas? ¿”Desarrollándote”?
Llámenme gustosamente ROMÁNTICA pero yo si creo que se debe cambiar el punto de medida y empezar a considerar que la naturaleza es importante porque sí, porque definitivamente no existe otro camino que preservarla y que nosotros, como parte de la naturaleza, debemos respetarla y al hacerlo nos respetamos a nosotros mismos ¿O acaso la naturaleza es algo que nos rodea y nosotros algo superior a ella? Definitivamente en mi visión romántica del asunto solo queda cuidarla y empezar a convivir con ella y no a vivir de ella. 


LA CARTA DE BOLÍVAR A FANNY DU VILLARS

Leyendo esa carta de Bolívar, esa carta a ese amor fugitivo pero inolvidable, ese amor que aparece de la nada pero jamás termina de perderse en ella, entiendo cuan presos podemos ser de nuestras propias ideas y sueños. De un hombre que venció ejércitos, que creó estrategias inadvertibles, que ganó libertades en tierras ajenas que pronto hizo suyas a punta de  respeto y gloria, de agradecimiento y admiración, que no dominó jamás sino se convirtió en la sangre de esas tierras, permitiendole sentir la libertad de buscar su propio destino, su propio sendero natural como cause de río desembocando al mar. Por sus ideales luchó y por sus ideales murio, abandonado a su suerte ya escrita, con amor para dar sin compañía para entregar, con miles de medallas en su pecho, con espadas y caballos, convertido en el jinete de la independencia de América Latina, todo lo dejó a un lado, él mismo fue solo un fugaz capricho dentro de sus luchas, recordandome ese discuros emotivo e inolvidable de Chávez en Apure, “…lo más seguro es que buscaría un carrito y me iría rumbo a Biruaca… Yo le pido a Dios si sigue siendo tan generoso con nosotros, le pido a Dios que me conseda el último sueño mio, el último sueño mio es liberarme, volver a ser libre como el viento aunque sea por unos días, por unos meses, por unos años, y libre de todo esto después de haber hecho realidad el proyecto de la patria que soñamos, ojalá volver a recorrer con un arpa, un cuatro, unas maracas, unos compañeros, unas compañeras, estas calles adoradas de San Fernando, esta sabana de Apure, aquellas sabanas del Guárico, aquellas Sabanas de Barinas, las sabanas de Venezuela…”

Somo esclavos de nuestros ideales, de nuestros sueños y de lo que creemos nuestras verdades y en este mundo, fugaz e inexistente, todo es tan relativo que una verdad se convierte en un límite para experimentar. Es tiempo de pensar entonces lo que he decretado como verdad en mi vida, lo que he deseado para ella y lo que he conseguido, tan diferente a lo que he querido que quizá alguna señal tenga para darme.


Del amor nadie se escapa porque es invisible, despiadado, devorador, incontrolado, exquisito, soñador, intangible, transformador, y sobre todo, es el motor de las almas en la tierra; no viene como lo esperas, ni en la presentación que deseas, ni tiene en los ojos las verdades que solo son tus verdades, quizá sea cierto eso de que no siempre lo que quieres es lo que necesitas…
 

EUFORIA COLECTIVA POR CHRISTIAN GREY 

Me recomendaron el libro y tiendo ha escuchar sugerencias, sobre todo si vienen de buena fuente. Así que empecé a leerlo un domingo a las cinco de la tarde sin saber de qué iba el tema; cuando paré por un vaso de agua ya estaba en la página 120 del libro. Sinceramente, sin ánimos de ofender en lo absoluto a la autora, no se si pueda calificar como “buena” esta obra desde el punto de vista literario, pero es indiscutible que funciona como imán en el campo femenino, la pregunta es ¿Por qué ésta euforia colectiva por Grey? Me atrevo a formular algunas hipótesis, de la cual resulta convincente que E. James ha conseguido la manera de que las mujeres leamos pornografía sin sentirnos culpables por ello, puedes ir en el metro leyendo el libro que en su portada dice “Las 50 sombras de Grey” sin sentirte inmediatamente juzgada por quien se interese en leer el título de la obra, sin embargo ¿Cuántas de las que leemos este libro nos atreveríamos a sentarnos en el asiento del metro con la edición ilustrada del Kamasutra, por ejemplo?  Queramos aceptarlo o no, queridas féminas, estamos atadas aun a patrones socioculturales intrínsecos que nos restringen al disfrute pleno y consciente del sexo. No soy en lo absoluto sexóloga ni la más indicada para hablar abiertamente sobre un tema que aun no logro digerir completamente (mientras escribo esto me pregunto ¿lo publicaré?), sin embargo acepto concientemente mis limitaciones para el tema, y esta pornografía en forma de novela me ha dejado en claro que sencillamente, mis queridas féminas, tenemos muchos tabúes frente a ese importante ámbito. En este mundo debemos darnos la oportunidad de sentir, sería bueno que empecemos a deslastrarnos de la forma teatral de amar que vemos sin cesar en las novelas, en el cine, o en cualquier medio masivo o norma social implícita, y nos permitamos explorarnos para descubrir nuestros verdaderos gustos más allá de lo que nos han hecho creer.

NOTA: Bien señala Yeni Perez, diplomada en sexualidad responsable, que no es "pornografía" la mejor categorización de la escritura sino sexo explícito.

EL PODER DE ELEGIR

Cosas maravillosas siguen pasando en mi vida y lo que acabo de descubrir me ha llenado de alegría y jubilo, descubrí El Poder de Elegir. Dirán que es sencillo, que diariamente elegimos cosas: qué ropa usar, qué vamos a comer, qué haremos al salir del trabajo; pero realmente entender el concepto de elegir en toda su magnitud me tomó muchas experiencias de vida, porque a la final cuando tomamos esas pequeñas decisiones ya estamos condicionados por patrones familiares y sociales, por ejemplo, nos verían extraño si desayunamos con vegetales, al momento de elegir qué desayunar ya la sociedad hizo una elección previa de lo que consumimos en el desayuno.


Inconscientemente estamos atados a sistemas de creencias que han elegido por nosotros las cosas más fundamentales de nuestra vida, entre ellas, eligieron como nos íbamos a relacionarnos como pareja. Desde el noviazgo hasta el matrimonio están definidos por conceptos sociales, religiosos y demás variantes, que nos limitan al momento de tomar decisiones. Cuando empezamos a salir con alguien hay conceptos que definen cuando es pronto para besarnos, o tener relaciones sexuales, por ejemplo, y así vamos limitando nuestros impulsos y sentimientos.


Una de las creencias que más me costó liberar fue la de cambiar al otro a través del amor. Crecí creyendo que el amor transforma, y aun lo creo, pero esa transformación es interna, con nuestro amor no podemos ni debemos querer cambiar al otro. Solo lo que está dentro de nosotros es modificable y cada quien tiene el poder de transformar su vida en el mismo instante que así lo decida. Partiendo de esa creencia, mantuve relaciones en el tiempo buscando convertir a mis parejas en ese ser que me acompañara a celebrar y disfrutar la vida. Convertí su transformación en mi principal objetivo dejando atrás mis propios objetivos y sueños, y sobre todo dejando desatendido mis propios problemas.


Hoy entendí el concepto, puedo evaluar a una persona como pareja antes de comprometerme porque sé que el cambio de esa persona no va a depender en lo absoluto de mí, y el hecho de querer que algo en su vida cambie es una señal de que, en definitiva, no es la más indicada para compartir mis días.


Elegir es maravilloso, pero para poder elegir debes saber exactamente qué es lo que quieres para ti. Así puedes decidir qué aceptas en relación a lo que deseas, y ese deseo está basando únicamente en tu propia percepción, en tus necesidades, en escucharte y sentir. Es realmente liberador y emocionante elegir, elegir desde el corazón, desde el amor y el respeto hacia ti y tus semejantes. Antes de abrir la nevera para la cena, pregúntate ¿Qué quieres realmente para cenar? Y haz lo mismo antes de empezar una relación, un proyecto, una actividad, o cualquier cosa que emprendas en tu día a día. ELIGE.

 

 

LA VIDA ES UNA FIESTA

Se acerca mi cumpleaños y con él se acaba el último año de la década de los veinte, como digo cotidianamente “se me acabaron los veintis”. Dicen que las mujeres entran en la crisis de los 30 y sinceramente no creo pasar por esa crisis ni en un año ni después. Cada minuto de mi vida lo he vivido tan intensamente, tan llena de sentimientos, de recuerdos, de música y olores, de sonrisas e ilusiones, de verdades y añoranzas, de tristes realidades y alegres sueños, que si me ponen a elegir lo elegiría todo de nuevo. Es una frase común, pero cuando se profundiza, cuando realmente no quieres que nadie te quite lo bailaó aceptas cada acontecimiento de tu vida como un aprendizaje y un eslabón necesario para crecer. Orgullosa de mis líneas de expresión porque dejan en claro lo mucho que he reído y llorado, que he vivido y soñado, orgullosa de las cosas que he alcanzado a puño, con esfuerzo propio y constancia, agradecida de las oportunidades que la vida me ha regalado y que ha bien he aprovechado, agradecida de las personas conocidas, las botellas vacías en noches de dolor y las llenas en días de amor, enamorada de mi vida y sus recovecos, de mi sinceridad e ingenuidad, enamorada de mis amistades siempre ascendientes y mis familiares fieles pared de apoyo, envalentonada ante el futuro incierto a través del disfrute del presente, hoy me declaro en una fiesta anual para despedir una década más de mi vida, llena de sabores y sin sabores, de lluvia y sol, de amargo y dulce, de fríos y calientes, que me hacen hoy por hoy emprender una búsqueda incansable de mi esencia para lograr ser la única dueña de mi naturaleza. Si la vida es esto, es aprender, volar, caminar, intentar, entonces intentaré el resto de los años encontrarme a través de este mundo cuya naturaleza perfecta me llevará en sus laberintos llenos de puertas. Dentro del laberinto de la vida, ningún camino es incorrecto, ninguna puerta te aleja de tu verdad y sobre todo, jamás es suficiente lo que puedas caminar.

 

YO SOY HISTORIA

Enero 2013

Creo en la Igualdad
Lo que voy a escribir lo hago con total responsabilidad porque entendiendo el poder de la palabra. Hoy fue un día realmente emotivo para mí, un día que guardaré en mi memoria y que significa un hito no solo en mi vida sino en la historia del país y del continente. Hoy marché voluntariamente en una convocatoria cuya consigna era #YoSoyChávez, y realmente sentí que había un pueblo que era Chávez, que era Socialismo y que yo era parte de ese pueblo eufórico, emocionado y socialista por el que tanto he llorado, luchado y soñado.


Sé que muchos de los que leen este post difieren de mi posición política y los respeto profundamente, porque al final, como siempre he dicho: “todos, y me refiero a las mayorías disminuidas por la historia, queremos lo mismo para el país”, así que este post no es en lo abolsuto político, o mejor dicho, partidista. Me refiero a que este país ha cambiado, ha avanzado, sobre todo, HA DESPERTADO. Recuerdo que en mi infancia los días electorales eran día de playa, que de política no se hablaba porque ha nadie interesaba y que simplemente poco se sabía de la Constitución, las Concesiones Petroleras o las becas de estudio. Hoy tuve la dicha de ver a un pueblo despierto, bien sea marchando o increpando en las redes sociales, toda Venezuela estaba conectada con el acontecer de su Nación, con el porvenir no solo de su país sino del bloque Latinoaméricano, bloque unido antes buscado pero solo hasta ahora conquistado.
En lo personal, me sucedieron cosas inolvidables que demuestran que este país sigue avanzando y que, aunque la utopía se mueve en el horizonte, es innegable ese avance. Entiendo a mis amigos opositores y los respeto profundamente, no tienen mayores intereses que el crecimiento y mejora del país asociado a un modelo político y económico diferente al que considero viable (no me refiero en lo absoluto a sus dirigentes sino a sus humildes seguidores), sin embargo, los invito a ver lo que hemos avanzado como sociedad, lo consciente y despiertos que estamos ahora ante muchos temas y aristas que se pregonan no solo en nuestro país sino que han trascendido nuestras fronteras.
Hoy, una vez más, Venezuela abre una puerta, muestra un camino y muchos quieren seguirlo. El camino a andar no es sencillo, vienen momentos difíciles, pero la unidad y nuestro amor hacia esta patria de bendiciones naturales, cuna de libertadores y vientre de los sueños en nacimiento, nos hará dar, una vez más, un paso hacia la verdadera independencia de nuestros pueblos.
Justo ahora me recuerda una persona significativa para mí: “lo más importante es que el ejército que Bolívar comandó nunca conquistó… solo liberó". 
Creo en la energía y la que sentí hoy fue mucho más fuerte que la percibida anteriormente, este país, mi Venezuela, tu Venezuela, cambió para siempre, evolucionamos como sociedad y eso es innegable desde cualquier posición. Lo repito segura, orgullosa y responsablemente: Venezuela cambió para siempre.

    

Feliz 2013

FELIZ 2013

Diciembre 2013

A veces me causa gracia eso de celebrar el fin de año, pareciera que de un dia al otro queremos y anhelamos, con una profunda certeza, que todo cambiará, dejaremos lo malo atrás y reflexionamos que al final no fue malo sino parte de la experiencia; son algunas de las cosas que solemos decir cuando faltan minutos para que el nuevo año se abra paso. Lo gracioso es que toda esa fuerza energética la utilizamos en ese ritual al que inyectamos tantas tradiciones y fe, convencidos que nuestros deseos se harán realidad, logrando de forma inconsciente un borrón y cuenta nueva que al final todos agradecemos y recibimos con satisfacción y con la convicción de que todo será mejor! Ojalá pudiéramos hacer esto diariamente no?, o mejor aun, cada segundo de nuestras vidas..
El 2012 para mi, y estoy seguro que para muchos, fue realmente turbulento, de profundos cambios, de quiebre de estructuras y modelos que cedieron para dar paso a eso nuevo que aun no sé muy bien cómo manejar, típico de la transición. Ese año tuvo la osadía de emboscarme hasta en sus últimas horas, me cargó y me lanzo a mares que no he navegado y no sé aun como enfrentar. El 2013 entonces promete ser un año de consolidación, de estrechar lazos y soltar otros, de entender que lo único constante es el cambio y que eso amerita desapego a todo lo que solemos aferrarnos para sentirnos estables y seguros. Deseo para todos un 2013 lleno de metas logradas, batallas ganadas y nuevas tierras conquistadas!. Valentía ante lo desconocido con la mejor guía que podamos tener: el amor!

VIAJANDO EN TU GRATA COMPAÑÍA

Octubre 2012

Laguna de Canaima 12/2012
Canaima, palabra derivada de la palabra indígena Kanaimö, significa algo muy diferente a lo que esperas oír, mucho me sorprendió saber que su significado es “tierra de asesino”. Resulta que los chamanes para luchar contra las fuerzas del mal deben conocerla a profundidad; como prueba final para ser chamán, deben asesinar a un ser querido, y así enfrentar sus propios demonios y entender al enemigo con el que pronto tendrá que luchar. Estos asesinatos eran cometidos con frecuencia en esas mágicas tierras, donde los chamanes aprovechaban la energía abundante del lugar y lo remoto de su ubicación para enfrentarse con la peor parte de ellos mismos. Eso me hizo recordar la frase de mi adorado Osmar “el hombre para conocer la paz, debe hacer primero la guerra”. Esto no significa que debemos matarnos unos con otros, como ya lo hemos hecho, o quizá si, no lo sé, para mi experiencia de vida lo interpreto como lo necesario que se hace conocer lo que no quieres hacer y ser, para saber ciertamente lo que quieres y eres a través de las experiencias. Hoy, domingo 2 de diciembre del 2012, con lágrimas en los ojos escribo montada en la avioneta de regreso a mi realidad, con una sensación de plenitud increíble y feliz de haber conocido este antiguo lugar del mundo que por obra y gracias de Dios es parte del país donde vivo. No podría describirles la energía vibrante que abunda en ese lugar, pero hasta la fotografía quedó en segundo plano para mi, cuando me conecté con esa fuerza natural, con su hermosa, humilde y grandiosa gente; y con la alegría de compartir con un grupo de personas que en horas pasaron de ser extrañas a ser parte de mi historia.
Hoy después de haber batallado con lo que no soy, sé qué quiero ser y este maravilloso encuentro con el Salto Ángel, que esta abrazado caprichosamente por el Auyantepui, en una tierra donde sobran los arcoiris y los colores, solo confirmaron mi deseo de ser como me llamó mi querido amigo indígena Dakö “Urima” que no significa más que “viento”. Y el viento mueven molinos que generan energía, el viento se desplaza libremente, el viento disfruta de su paseo maravilloso por esta hermoso planeta y sus recovecos.
Te invito a planificar un viaje  tu sol@, hay personas que me tildan de loca por eso, pero te sorprenderá la forma en la que te conectarás con los lugares, las personas y la energía, al encontrarte a ti mism@ frente a un mundo de sublimes maravillas.

 

EL SISTEMA FAMILIAR, TU PILAR

A las 06:30 a.m. comenzó mi día familiar, preparándome para asistir a las constelaciones familiares. Explicar qué es una constelación familiar en este espacio es complejo, pero puedo adelantarles que es una terapia alternativa donde el epicentro es la familia como sistema, si algún elemento no funciona en ese sistema, el sistema entero se desequilibra; entonces a través de esa terapia se busca recuperar el orden en el sistema familiar para lograr su equilibrio. Algo en lo que insisten mucho, es que tu familia es perfecta, tus padres son perfectos, ya que con sus virtudes y defectos te han hecho aprender y te seguirán enseñando a través de ellos. De allí salgo siempre feliz, agradecida de vivir y estar rodeada de personas tan maravillosas. Con esa alegría me fui a celebrar el primer cumpleaños de la beba Samara, hija de una gran amiga que ya prácticamente es parte de mi sistema familiar. Rodeada de familiares, estaba una bebé de un añito que aun no entendía muy bien qué sucedía, pero que de seguro sentía el amor que le entregaban. Estaban allí todos sus familiares, tías y tíos, las abuelas, sus orgullosos padrinos, los amigos de la familia que ya son familia, las generaciones que ya ven el fruto de su arduo trabajo de crianza, las generaciones que siguen en ese trabajo y las que a penas comienzas a vivir. Estaban allí todos reunidos llenos de amor y felicidad. No faltó por supuesto la famosa hora loca que empieza con “la conga” donde hasta los mayores salen a hacer el trencito hasta el medio de la pista, llenos de alegría, festejando la vida. Esa es la esencia de la familia, que siempre está movida por el motor que todo lo puede: “el amor”. Como todas las familias, seguro esa familia ha pasado, pasa y pasará por miles de inconvenientes, tendrán discusiones, se contrariarán en algunas posiciones, pero siempre se apoyarán, estarán ahí en las buenas y en las malas; como dice mi canción favorita de Rubén Blades “que ha pesar de los problemas, familia es familia y cariño es cariño”. Si estas leyendo esto no lo dudes, agarra tu teléfono y diles a tus familiares cuanto los amas y cuanto les agradeces todo lo que eres, sin ellos no serías lo que hoy eres, ¿podrías imaginar tu vida sin ellos? Yo no…

Para más info de las constelaciones visita: http://equilibrioyeleccion.com.ve/

 

EL MARKETING DE LA VIDA

De un nick que tenía un amigo en su teléfono surgió en mi una afirmación, el Nick decía “en las redes sociales los hombres quieren parecer más inteligentes y las mujeres más atractivas”. Estando consciente de lo cierto de esta afirmación fue ineludible pensar en que la vida de los humanos en la tierra se ha convertido en un simple marketing de ideas, necesidades y sueños.  Al parecer nos hemos alejado tanto de nuestra verdadera esencia o individualidad que pasamos a ser  o, mejor dicho, a querer ser lo que el otro necesita. Lo más cómico del asunto es que eso “que el otro necesita” tampoco es una realidad sino una verdad creada por las mayorías, las religiones, los poderes, las empresas, y son repetidas de generación en generación sin que nadie logre cuestionarlas sin ser cuestionado.
Nos enseñaron que necesitamos una casa, un carro, un matrimonio, hijos, un título (preferiblemente en ciencias) y después de ese título otro título, y pare usted de contar; toda esta acumulación de cosas nos debe acercar a nuestra felicidad de la misma forma en que una empresa al lanzar un producto te hace creer que es necesario, o define por ti cual aroma será tu favorita. Cuando vas al mercado crees elegir lo que necesitas pero ¿será eso cierto? Realmente de alguna forma te han creado necesidades (materiales, mentales, morales, espirituales). Nos han hecho creer que X o Y fragancia es mejor, que necesitas el color de blusa que no está en tu closet, que esa nueva blusa no combina con tus zapatos, que por supuesto comprarás una cartera para esos zapatos y hasta los accesorios en combinación. El punto está en que lo mismo ocurre con tu vida, la sociedad a través de tus padres, maestros, guías espirituales (llámese sacerdote, pastor, o cualquier otro) te inculcaron un sistema de creencias al cual sigues fielmente y de no ser así te castigan y castigas por ello. Estamos presos dentro de nosotros mismos, terminamos aparentando lo que queremos ser y  muy probablemente, es diferente a lo que somos.
Y eso sucede por miedo, en algún momento sentimos la incongruencia entre estas dos artistas pero el miedo no nos permite retomar el camino. Yo estudié una carrera lejos de mi vocación pero cerca de aquello que la sociedad señalaba como “seguro”, entendiendo por seguridad el bienestar económico que pudiera traer consigo la casa, el carro y el resto de la lista de cosas que deberían funcionar como una fórmula mágica para conseguir la tranquilidad que te acercará a la felicidad.
Evidentemente necesitamos de cosas materiales para vivir en este plano, pero ¿estarán como prioridad al momento de elegir o será más fácil conseguirlas a través del desarrollo y ejercicio de tu vocación? Nadie nos ha enseñado a conocernos, a escudriñarnos hasta descubrirnos, justo en la etapa donde lo empezamos a descubrir que, considero yo, es la adolescencia, nos castigan y reprimen cuando rompemos los parámetros  preestablecidos , alejándonos de nuestras verdades y sellándolas al punto que algunos llegan a olvidarlas.
Recuerdo haber leído a un autor que aseguraba que solo existen dos sentimientos: el amor y el odio, y todos los demás sentimientos son derivados de estos. Encontré tan cierta esta afirmación que comencé a identificar los aspectos de mi vida en los que actuaba por amor o por miedo, descubriendo que muchas de las decisiones que he tomado las he dejado en manos de la mayoría por miedo a equivocarme.
La vida está llena de retos como dicen por allí, pero el principal reto es confiar en ti mismo y aprender a escucharte para que puedas definir por ti mismo tu camino y necesidad, tus ideas y pensamientos. Elige bien, asegúrate que eso es lo que quieres  y no tengas miedo de cambiar de decisión porque eso no significa un error sino un aprendizaje.

 

CARACAS SE DESBORDÓ DE MARGINALIDAD


Octubre 2012

Wikipedia reza: Desde el punto de vista sociológico, la marginación es una situación social marcada por la desventaja económica, profesional, política o de estatus social como resultado de las dificultades que pueden presentarse a un grupo determinado para integrarse a los sistemas de funcionamiento social.  Según (Silver, 1994) las principales formas de exclusión refieren a:
  •  situaciones en las cuales la población está fuera de la sociedad, a través de la no inclusión en sistemas de protección social.
  •  situaciones, como la pobreza y la discapacidad, en las que la población no puede participar en actividades comunes y corrientes.
  •  situaciones en las cuales la población es silenciada, ya sea por medio del estigma o de la discriminación.
En Venezuela este fenómeno fue impulsado en parte por las excluyentes políticas que enmarcaron la economía petrolera, incentivando el éxodo campesino e impulsando el nacimiento y continuo crecimiento de los “marginales”, entendiendo como “marginados” a aquellos que viven al margen de los servicios básicos como agua, luz, aseo urbano, teléfonos, calles pavimentadas, entre otras.

Hoy después de la concentración en Caracas para el cierre de campaña de uno de los Candidatos Presidenciales, vi con verdadero dolor como no se hizo esperar la discriminación de una parte de la población del país hacia los asistentes. Yo estuve en esa concentración y ciertamente asistieron muchas personas de muy bajos recursos y quizá no con los “modales” que exige la sociedad, pero jamás me atrevería a descalificarlos y señalarlos como marginales, incultos, salvajes o cualquiera de los calificativos que leí a través de las redes sociales; así como tampoco me atrevería a gritarle a alguien ricachón o lo que sea. Para entenderlos hay que comprender el contexto histórico y social que nos rodea, y desde el lado más humano de ti respetar las diferencias. Creo profundamente en el respeto y la tolerancia, mucho más allá de una tendencia política y de lo que incentiven los medios de comunicación, las revistas, los candidatos o quien sea, es necesario profundizar estos valores para comenzar a empatizar entre nosotros, entendernos y quizá con el tiempo (y algún milagro divino) queramos ayudarnos al comprender las razones que impulsan algunos comportamientos.

El título amarillista de este artículo está referido a que ciertamente Caracas se desbordó de marginalidad pero no en la marcha de ayer sino desde hace muchísimos años cuando por políticas erradas se excluyeron de los sistemas de funcionamiento social a gran parte de nuestra población. Señores de cualquier color, raza, creencia, los invito a no exigir respeto si no lo dan y, si lo dan y no lo reciben, más que señalar y decir como niños “el empezó”, siéntanse orgullosos entonces de cultivar en ustedes un valor preciado en estos tiempos.

 

REGALOS INESPERADOS PERO DESEADOS 


septiembre 2012

Ciudad Shanghai

Fui premiada con uno de esos regalos que te da la vida y no hayas como agradecerlos, estuve en China 18 días en un seminario de economía cuyo objetivo principal iba más allá de impartir una cátedra y buscaba afianzar los lazos entre esa nación y Latinoamérica a través del conocimiento y aceptación de su cultura y su notable desarrollo. La experiencia fue realmente increíble y deseo de todo corazón pueda repetirse para seguir ampliando mis horizontes. Más allá del avance en el campo profesional que esta oportunidad significa, los aprendizajes personales fueron incontables. Estando en el otro lado del mundo pude observar sin problemas ni paradigmas el otro lado de mí que resulta ser el lado más verdadero de mi personalidad. Recuperé mi yo, lo vi feliz, lo sentí a gusto con su extrovertida y divertida manera de ser y su liberación total ante las críticas que principalmente provienen de mi misma. Recordé lo que quiero y necesito para mí, lo que realmente me motiva y me hace feliz. Confirmé una vez más lo mucho que me gusta conocer nuevas ciudades, nuevas culturas, nuevos idiomas, que me impulsa a no olvidar que todo en esta vida depende solo del lado en que lo mires. Confirmé también que dentro de mí está la energía que necesito para cambiar mi rumbo hasta donde quiero girarlo y la sabiduría para esperar el momento indicado. Si alguna vez me siento perdida, recordé mi viaje a China donde lejos de todo estuve más cerca de mí, logrando escucharme, verme y sentirme como la mujer que soy y la que deseo ser.  
 


HACIENDO REALIDAD TUS SUEÑOS
Siempre discutí conmigo misma por no saber tomarme las cosas como la mayoría lo hace, por no afrontar la vida con un poco más de conformismo disfrazado de agradecimiento hacia las metas alcanzadas y juzgándome por no poder seguir dándole buena cara a algunos de mis logros después de un tiempo de haberlos obtenido. Cierto es, que agradezco cada eslabón que he subido en el camino del aprendizaje, tan cierto como que sé y presiento cuando es el momento de  subir otro eslabón.
Desde que recuerdo me he destacado sin quererlo entre compañeros de clases, compañeros de empresas, compañeros de cursos y esto no buscando ser la mejor o cualquier otra expresión de competencia, sino por algo que hoy descubro se puede bien llamar “Factor X”. No soy una persona con coeficiente intelectual superior, no soy buena para las ciencias y sin embargo, arrastrada por el concepto social de que las carreras de ciencia traerían “prosperidad” estudié una de sus carreras y dentro de ella, he logrado destacarme ¿por qué? quizá sea solo una cuestión de actitud.  Estoy segura que todos tenemos ese “Factor X”, tenemos la espontaneidad de nuestras acciones y pensamientos, la dicha de ser lo que somos y de sentir lo que sentimos, y solo alejándonos de nuestras falsas creencias podremos acercarnos a nuestra prosperidad plena.
En todas partes hay emprendedores encerrados en sus propios miedos, juzgándose de inconformes y mal agradecidos, excusándose bajo responsabilidades como la de ser padres o pilar de familia, temiendo al fracaso o peor aún, al éxito. Yo soy una de ellos, pero decidí dejar de juzgarme y empezar a trabajar, aún no sé por donde empezar pero estoy segura que pronto lo descubriré. Deseo que tú también descubras tu camino, solo necesitaremos seguridad en nuestros pasos y fe en nosotros mismos.
Les dejo el link que inspiró este post: http://www.secretosdeprosperidad.net/exito-y-prosperidad/emprendedores/el-factor-x-de-todo-emprendedor/
Tmbien este video está genial: http://www.los7rituales.com/gracias7r/



BIENVENIVIDO

julio 2013

Y naciste un día soleado de la capital de Venezuela, en medio del milagro del despeje vial q logran las vacaciones escolares, llegaste en una común hora pico a la clínica que sería tu portal para este planeta, luchando por salir de lo que fue tu casa por treinta y nueve semanas y al fin, llegaste!...Todos hicieron peripecias por estar a tiempo para verte salir de ese cuarto donde tu valiente mamá, sin complicaciones ni problemas, te trajo al mundo en el acto que seguro fue el más incondicional de su vida hasta ese día...Te vimos llegar rosadito y de ojitos cerrados a un mundo que poco a poco empezarás a conocer con sus blancos y negros, y te enamorarás de él como en una atracción de esas que califican de fatal, pero poco a poco verás que todo lo que rodeará tu vida tendrá un por qué y un para qué y lo que debes hacer para vivir tranquilo es jamás hacerte esas preguntas.. Sabes? Te amo, con tus lindos cachetitos sonrojados me enseñas el milagro del amor...Mi compromiso? Darte amor y alegría todo lo que pueda el resto de mi vida...


Museo de Bellas Artes by Rossana

EL VERDADERO AMOR

Una amiga lectora de este espacio de desahogo me sugirió una vez que no escribiera solo desde la rabia o el impulso desesperado de la impotencia, sino que buscara escribir también desde el amor. Pues no es un trabajo sencillo conseguir un espacio donde sentir y transmitir amor hasta que descubres que solo dentro de ti está ese lugar. Actualmente me encuentro recorriendo un camino de verdades, algunas duras otras no tanto, pero en fin, todas son verdades. Este camino no busca dejarme en el paraíso que siempre esperé conseguir, al contrario, termina “con los pies puestos sobre la tierra” y con la verdadera manifestación de amor: aceptar las cosas tal y como son, entenderlas y agradecerlas tan negras o blancas como puedan ser porque de todas ellas, “buenas y malas” (si es que así las podemos calificar) depende el crecimiento de cada persona como individuo y de él, el crecimiento de las comunidades, de las sociedades y del mundo.
Me topo ahora con el reto de entender y aplicar este significado de amor, irritante cuanto menos por aquellos que parecieran no aprender y justo va a desaparecer mi irritación cuando desaparezcan los perjuicios de mi mente y quizá así comience a encontrar la verdadera forma de ir cambiándome para poder cambiar mi entorno.
Para muchos esto no será una nueva noticia, para otros será una noticia utópica más, pero para mí es un nuevo rumbo donde elimino los calificativos: malo, bueno, bello, feo, y simplemente me dedica a ver mi entorno y todo lo que en él interactúa como lo que es: mi entorno con todo lo que en él interactúa.
¿Podría ser mejor mi entorno? Lo dudo, este seguro es el mejor entorno que conseguí para aprender y ¡como he aprendido! a sabiendas que aun queda un largo trecho por recorrer.
¿Podrían ser las personas mejores? Por supuesto, todos estamos aquí para mejorar, para crecer y de hecho desde ese punto de partida a veces “tenemos que experimentar lo que no somos para acercarnos a quienes somos”
Entonces estamos en el mejor país donde podemos estar, en la mejor ciudad que podemos habitar, con el mejor trabajo que podemos tener, con los mejores compañeros que podemos escoger porque simplemente todas esas experiencias las elegimos inconscientemente para descubrir lo que somos y queremos realmente. Querer cambiar la sociedad no es un trabajo fácil, es mejor comenzar por definir realmente qué quieres cambiar en ti mismo y hacia donde quieres dirigir tus pasos. Segura estoy que cuando sepas el camino que quieres tomar, cuando decidas a donde dirigir tu siguiente paso, sin darte cuenta modelarás nuevas actitudes que poco a poco irán cambiando tu entorno.
Siempre escuché eso, siempre escuché que dentro de ti está el cambio pero jamás lo había internalizado realmente. Ahora que veo menos borroso el camino, aunque no estoy segura aún de cual es mi siguiente paso, sé que el amor verdadero, el que no juzga, el que no espera, el que no teme, me llevará hasta mi verdad y con mi plenitud los cambios vendrán solos gracias a la fuerza del verdadero amor.   


TANTOS AÑOS
Tantos años pasan y los errores son los mismos con otros nombres y otros líderes, tantos años pasan y siguen existiendo las fronteras y aumentando las reglas de inmigración, tantos años pasan y  prevalecen perjuicios y exclusiones, prevalecen injusticias, decisiones erradas versus indecisiones certeras. Siguen pasando los años y mueren niños y ancianos de hambre, mientras poderosos países sugieren ayudas que solo se invierten en aquellas fronteras  según  sus propios propósitos. Pasan los años y quien controla la producción de armas nucleares es quien autoriza en la ONU el uso de las mismas. Se crean más y más instituciones que repiten y profundizan medidas que son reflejadas en estadísticas que solo dicen una verdad parcial.
Mientras tantos años pasan, el mundo no cambia ni reacciona y las reacciones son firmemente controladas y minimizadas hasta su desaparición, el mundo se desune y los nobles cesan ante la presión de quienes están dispuestos a hacer cualquier cosa para ganar poder no precisamente para ayudar sino para ayudarse en sus sueños de poder, gloria y dinero.  Siento tristeza ante tanta injusticia, ante la realidad del hombre ambicioso y prejuicioso que se vuelve miserable pero poderoso, que crean desunión para lograr confusión.  Cabe destacar que no hablo de presidentes ni reyes, hablo del vecino que prefiere robarse el dinero de la comunidad antes de invertirlo en bien para todos, hablo del jefe de la oficina que ha logrado posicionarse tras enterrar en su camino a varias personas brillantes que significaron competencia, hablo de la compañera de clase que solo quiere sobresalir entre los otros y no ayuda a sus compañeros a entender del tema, hablo de la joven que con su belleza escala posiciones sin entender que denigra la naturaleza de la mujer. Realmente hablo de la naturaleza competitiva y destructiva del ser humano ante la posibilidad de lograr ser más, partiendo de un errado punto de referencia: más poder y más dinero.  Mientras ellos logran ser el presidente de la junta comunal, el gerente de la oficina o la mejor alumna de la clase van desmotivando a los nobles que solo quieren hacer bien las cosas y mejorar con ellas su vida, su futuro y su país. Cada vez que veo a una persona noble en buenas posiciones dentro de su comunidad o empresa escucho lo mismo, están cansados de tener que luchar contra la codicia de otros y sus sencillas almas prefieren dar descanso a su mente antes de continuar en una batalla de poderes, dejando el camino abierto para aquellos que no se merecen tenerlo.
Solo la unión podría cambiar estas tendencias, pero que difícil veo esta unión cuando la desmotivación por la realidad vivida es tan profunda que solo logra alejar a las personas de buenas intenciones de aquellas posiciones llenas de herramientas para lograr bienestar para todos. Siento que hay un cambio de pensamiento global en camino y espero poder ver sus frutos o al menos participar en su cultivo. 

LA FELICIDAD ES LA META

Si el planeta está en constante movimiento, ¿cómo pude considerar qué mi mundo se detendría? Me refiero a que llega un momento de la vida donde quieres que las cosas se estabilicen y cuando no sucede puedes llegar a considerarlo un complot del destino en tu contra, un karma infinitivamente asociado a tu alma o simplemente un error repetido en mil intentos por alcanzar exactamente lo mismo. Si todo lo modificas, si sientes que esta vez lo estas haciendo diferente ¿pudiera suceder lo mismo? ¿Pudieras fracasar nuevamente en alcanzar lo que quieres?, la respuesta es SI, tras intentar en varias oportunidades alcanzar la estabilidad en un aspecto importante para mí, pareciera fracasar y definitivamente quisiera saber cuando dejar de luchar y tomar otro camino que probablemente me lleve al éxito buscado. Definitivamente hay que partir por revisar la meta establecida, tal vez esté planteado erróneamente o quizá el método utilizado para llegar a ella no es el adecuado.
Alguna de las cosas que he aprendido en el intento por alcanzar mi meta, es que a veces buscamos desesperadamente algo y cuando lo obtenemos nos damos cuenta que no era tan importante como pensábamos y que son las cosas diarias y mínimas las que hacen feliz nuestra existencia; definitivamente la Felicidad es una actitud vestida de alegría y optimismo que puedes decidir tomar o dejar.
Otra cuestión aprendida es que en nuestra meta involucramos erróneamente hitos que no dependen de nosotros mismos sino de otras personas. Esto es un grave error, porque podemos intentar involucrar a otras personas, sin embargo, no estamos seguros de que el objetivo trazado sea tan importante para esa persona como para ti y, por ende, su nivel de compromiso sea menor al esperado.
La cosa más importante que estoy aprendiendo es que entre tanto buscar mi meta me siento un poco desgastada y eso me impide disfrutar mi momento. Yo creo que cambiaré mi meta a una más sencilla y compleja a la vez: Mi meta es ser Feliz, no importa si es sola o acompañada, si es con lujos o sin ellos o si implica dejar un trabajo o continuar en él, pero cada día de mi vida donde consiga algo que me haga infeliz y dependa directamente de mi (pues a nada ni nadie debo darle la potestad de influir sobre mi felicidad) lo cambiaré agregándole lo que considero que me ha faltado en estos años: paciencia, para dejar que las cosas fluyan bajo la premisa de que todo sucede en su espacio y tiempo perfecto.
Solo puedo concluir que cualquiera sea la meta: bienestar físico y mental, dinero, obtener y desarrollar una profesión, formar una familia o cualquier otra, debemos asegurarnos que mientras vamos encaminados hacia ella seamos totalmente felices, sino lo somos es muy probable que vayamos en el sentido equivocado, entonces allí debemos conseguir la ruta que nos permita ser felices aún cuando sintamos que es el camino más largo a lo que queremos alcanzar.


NO EXISTE DIFERENCIA

Surge un pequeño debate en la oficina de un tema común: la aceptación de los homosexuales. Entiéndase que jamás podría ser considerado esto como una “condición, enfermedad o anormalidad” a pesar de que algunos conservadores aún prefieran utilizar estos términos como definitorios para ésta tendencia sexual.
Muchos prefieren excusarse creyendo que la aceptación de ésta tendencia sería su impulso social para acrecentarse y difundirse, ya que lo creen resultado de una mala educación o de la imitación de algunos círculos sociales que desvirtúan la razón del ser humano: la procreación.
Difiero de ésta teoría y me apoyo en la observación de la naturaleza, como siempre, que nos trae la respuesta que muchos intentan conseguir: estudios del comportamiento de algunas especies animales como delfines, aves, hienas, jirafas, elefantes y hasta parásitos intestinales, demuestran que la tendencia sexual de un porcentaje considerable es homosexual y bisexual; estimulación genital, juegos de apareamiento y hasta copulaciones entre animales del mismo sexo han sido evidenciadas, grabadas y fotografiadas por muchos investigadores del reino animal, algunos considerándolo como un acto de dominio entre machos, lo que deja mucho que decir al respecto.
Otro punto importante a considerar es la historia, algunos estudios indican que en tiempos precolombinos cada grupo indígena concebió la sexualidad a su manera y no condenó los actos sexuales entre hombres hasta que, como siempre, apareció la colonización de nuestros pueblos americanos y con ella la destrucción de su cultura y la modificación de su historia.
En mi caso considero, de forma abierta y sincera, a pesar de que aun existen dudas sobre los estudios científicos que avalúen que el gay “nace y no se hace”, que definitivamente NACE. En mi experiencia, algunas personas cercanas a mi han adoptado esta tendencia sexual, no siendo resultado de mala educación, un trauma infantil, falta de carácter o de un mal ejemplo en casa, sino que simplemente nace así como quienes nacemos con el cabello castaño u otros rubios. He de considerar entonces que no debería existir ninguna diferencia social entre los heterosexuales y los homosexuales más que sus gustos definidos, por ende, deberíamos tener las mismas oportunidades y, sobre todo, condiciones. Con esto amigos homosexuales también quiero dejarles en claro algo: “somos exactamente iguales”, no porque sean gay deben ser mas o menos considerados o escabullirse a las reglas sociales en general, por ejemplo: tienen derecho a mostrar cariño a su pareja con respetando las normas socialmente establecidas y evitando actos lascivos; entiendo el resentimiento que pueda causar tanta opresión social y la desesperación de ser tratados por igual, pero considero que la forma rebelde de actuar de algunos no es la solución para su inclusión.
Partiendo de la igualdad no solo podemos resolver problemas sociales como éste que es un clamor de una minoría cada vez mayor, sino entendernos como seres humanos y tendernos la mano para la construcción de una mejor sociedad.

FUERZA INTERIOR
Impresionada estoy de la congruencia que tiene todo el material que últimamente ha llegado a mis manos por diferentes fuentes. Canciones, libros y artículos que me gritan lo mismo: Todos los problemas de la vida son para que recuerdes quién eres y templen tu espíritu, son para encontrar la verdad naturaleza de tu alma. He descubierto a lo largo del camino que hay una parte de mi ya no tan dormida gritándome que quiere salir a encontrar su tarea, su misión que no es más que ser ella misma y trabajar desde el amor para obtener la alegría y el gozo en el que buscar estar constantemente mi alma.
Me siento afligida y presa de un sistema que fue creado para condenarnos a la mediocridad y a subestimarnos, cuando realmente nuestro potencial es incalculable porque simplemente fuimos creados a imagen y semejanza de Dios. Aún me cuesta entender todo lo que está asociado a este término pero empiezo a ver claramente como mi alma va guiando mi vida a través de las experiencias y como necesito crear experiencias que me acerquen a la verdad de mi ser.
Desde trabajar cercano a la política hasta vivir cerca del mar, todo ha sido para mi un despertar a la realidad de mi vida y una profundización de lo que realmente quiero para ella. No puedo saber qué quiero sin entender lo que no quiero, y agradezco profundamente a esta energía divina a la que llamamos Dios el hecho de poner ante mi camino de forma acelerada un aprendizaje que me hubiese costado años ante otras circunstancia.
Siempre he sentido dentro de mi una fuerza incontrolable que me impulsa a tomar lo que para algunos son riesgos pero para mi han sido oportunidades. Esa misma fuera ahora pone un acertijo ante mi vida y me pide que cambie radicalmente, una vez más, el camino tomado. Creo que debo escuchar a mi fuerza interior, a la final ha resultado más sabia que lo pudieran aconsejar las mayorías.
La pregunta ahora es ¿cuál es el camino correcto? Creo que tendré que tomar algunos caminos incorrectos para darle respuesta a esa pregunta, pero en cada camino incorrecto disminuye el trecho a recorrer para llegar a mi verdad.
Sé que nadie puede detenerme y que llegaré a donde quiero llegar: tener una vida plena, armoniosa, con abundancias de amor, salud y dinero, disfrutando de la naturaleza y ayudando en lo que pueda a todo aquel que se cruce en mi camino. Dios es la grandeza que está dentro de ti y esa grandeza solo la puedes experimentar a través del amor puro y sincero hacia lo que te rodea. 


Playa Naiguatá - 08 de Enero de 2012.
Cultura Autodestructiva
Normalmente me enfoco en las cosas positivas de todo lo que me rodea incluyendo mi hermoso país pero a veces la realidad es más cruel de lo que parece, te persigue y tarde o temprano te atrapa para dejarte sentado y asombrado frente a ella. Así me sentí ayer cuando intentaba disfrutar de unas horas en la playa instalada en mi silla playera y frente a mí había más basura que gente. ¿Qué tipo de cultura autodestructiva estamos forjando en el país? Incapaces de cuidar nuestros espacios simplemente por no creerlos nuestro o pensar que no valen nuestro esfuerzo, destruimos a nuestro paso las playas, ríos, montañas, llanos, selva y desierto, que milagrosamente se encuentran todos en un solo punto geográfico: Venezuela.
Algunos dicen que es “falta de cultura” pero difiero de ese punto porque realmente creo que sí hay forjada una cultura en el país que podría tildarse de “autodestructiva”, dejando a nuestro paso la bolsa de las papitas fritas, las botellas de cerveza, el papelito de la oblea y todo lo que consumamos durante nuestra estadía en esos lugares mágicos que destruimos en instantes. Más asombroso aún es que la gente pareciera no percatarse de aquello y disfrutan del mar mientras pasa a su lado conchas de patilla, limón, bolsas de chucherías y cuanto desecho pueda usted imaginar o toman sol al lado de la bolsa de hielo que alguien “olvidó” o la colección de chapas y colillas que dejó arrumadita un paciente fumador.
Pareciera que nadie en la escuela o la casa les dijo que “botar basura era malo, y destruía el medio ambiente”, o simplemente  lo dicho en un lugar se contradecía en el otro y decidieron lo más fácil: botar la basura en donde se convirtiera en basura. Sueño que algún día los Venezolanos y Venezolanas tomemos conciencia de las bellezas naturales de nuestro país y que alejarnos de ellas no sea la solución para evitar su destrucción, logrando una relación saludable entre el medio ambiente y el hombre. Amig@ concientiza que  un papel, una chapa, una colilla (que tarda más de tres años en degradarse) contamina el lugar del que disfrutas hoy y querrás que tus hijos y nietos disfruten mañana; concientiza que Venezuela es tu casa y debes cuidar cada calle, cada playa, cada espacio como tal; y si acaso no cuidas tu casa creo que deberías comenzar a hacerlo, nada cuesta llevar una bolsa para tus desechos, el país te lo agradecerá y tus hijos también.  

 
Que pobre es mi rico país
Muchas veces he escuchado esa frase en sus diferentes versiones y un día como hoy la recuerdo no del todo contenta, porque acabo de recibir una bofetada de un buen video de turismo de otro país y solo puedo recordar que en mi amada tierra nada ha sido aprovechado y lo único explotado es el culpable de nuestra pobreza productiva: el petróleo. No sólo han intentando invadirnos, idiotizarnos a través de los medios, persuadirnos alterando nuestra historia y convenciéndonos de que somos flojos, holgazanes o, peor aún, irrecuperables; sino que con discursos políticos donde se supone que a cada uno nos deben regalar una gota de petróleo han llevado a nuestro pueblo a buscar las formas fáciles de obtener el dinero procedente de la renta petrolera cuyos excedentes  fluye en el mercado. Me parece increíble que a esta altura no hayamos explotado ni un diez porciento de nuestro potencial turístico o agrónomo y que sigamos abordando los temas de desarrollo del país con un tilde político que desvirtúa los fines mismos de las buenas ideas que se proponen. Sueño con un país en revolución con planificación, donde evitemos caer en tecnicismos o burocratismos pero también evitemos abordar todos los temas en emergencia porque, si a ver vamos, la emergencia nace en 1.914 cuando descubren Mene Grande. Y digo esto que puede sonar irresponsable o hasta incoherente porque de allí en adelante una larga cadena de historias, mal o bien contadas, dejan claro que al país ha venido más de uno a quitarnos lo nuestro comprando la conciencia de algunos que parece no dolerle su patria sino solo importarles sus bolsillos, tanto así que fueron capaces de declarar Bitumen la Faja Petrolífera del Orinoco, que ahora nos coloca como el país con mayor reservas de crudo del mundo.
Cierto es que todos tenemos un precio pero no siempre la unidad de medida es el dinero. Espero amigo mío que tu precio supere lo que puede comprar el oro o el petróleo y esté mas afianzado justo a lo que nadie puede comprar: tu alegría, tus momentos, tu tierra natal.


QUERIDA PATRIA MIA
Mientras mas estudio algunas historias, mejor entiendo qué sucede en la actualidad y con horror veo como se multiplican los traidores. Tanto es así que jóvenes ya no tan jóvenes, dejándose llevar por algunos medios de comunicación vendidos a causas ajenas a nuestra soberanía, podrían cambiar el país por unas cuantas monedas extranjeras sin valorar los avances que se viven más allá de un transitorio gobierno y digo transitorio porque 6, 12 o 18 años son solo un pedacito de la historia de nuestra nación. El punto de enfoque se ha perdido a tal magnitud, entre algunos compatriotas, que ya no diferencian su tendencia política de su patriotismo y en cuanta oportunidad tienen de hablar mal del país y replicar noticias sin fundamentos o análisis sin estudios que irresponsablemente aseguran ciertos algunos políticos, arremeten una y otra vez contra su propio país que más allá de todos sus conflictos y diferencias ideológicas hoy se asoma como un país en constante desarrollo y con mejoras en indicadores importantes de crecimiento dados, por cierto, por organismos internacionales con sedes no en Cuba o Rusia sino en EEUU, para el asombro de algunos incrédulos como el caso de la ONU y la OMS entre otras. Mas allá de las tendencias políticas no me resigno a soportar en silencio los malos comentarios de nuestra nación; si bien es cierto que son muchas las fallas y problemas que se presentan en nuestro crecimiento como país independiente, también es cierto que muchos son los logros alcanzados y más allá de eso: muchas son las maravillas que tiene nuestra Venezuela por naturaleza. No es en cualquier país del mundo donde se vive en un clima tan agradable con gente alegre y cordial, desarrollándose todo eso en impresionantes paisajes naturales. Si algún día me voy de mi país será para volver con nuevos conocimientos y experiencias, replicando en donde esté las maravillas de mi querida Venezuela porque de mala y engañosa publicidad ya se tiene suficiente.


El Matrimonio
Me preguntó yo, ¿Quién inventó el matrimonio y por qué?
Quien, pues definir el nombre exacto de ese extraño ser es una tarea que no puedo averiguar solo por Internet y aunque me encantaría viajar por el mundo hasta dar con la información, mi falta de solvencia económica lo impide, sin embargo definir por qué parece ser menos complejo. La primera hipótesis surge de la necesidad social, mal fundada, en optimizar el rol de la mujer y darle una clase de habilitante para ser madre; me pregunto yo ¿si no te casas y tienes una edad considerable, no estas en condiciones sociales y legales de ser madre?
Otra hipótesis la abarca el “pater familias” quien (bajo una cultura a mi parecer totalmente machista) obliga a la mujer a tener una figura masculina que represente la familia a formarse y, nuevamente, la habilita para la maternidad, es decir, la mujer sale del techo de sus padres cuando entra al techo del marido. La última hipótesis, mas bárbara aún, la infunde San Agustín al definir al matrimonio como “remedio a la concupiscencia”, es decir, mejor nos encerramos de alguna forma para evitar salir a actuar mal; considerando al matrimonio como el remedio para equilibrar el desorden de la debilidad sexual de los hombres por el pecado original y con la finalidad de la procreación, conclusión: si andamos libres por ahí no somos capaces de comportarnos. Para rematar lo decretan indisoluble, es decir, si no te gusta “te la calas”.
Entonces me pregunto yo, ¿qué tipo de trampa social es ésta cuando Jesucristo vino a la tierra solo a predicar amor, amor, amor?… No recuerdo haber leído algo en la  Biblia donde Jesús asegure que la unión de parejas es insoluble o que debía hacerse en un acto formal. Me parece que el matrimonio no es más que una regla social bien instituida, que nos aleja de la libertad que nos dio el padre al enviarnos a la tierra. No quiero decir con esto que debamos vivir en libertinaje sin normas ni responsabilidades, pero si quisiera poner en claro que justo el día en el que no necesitemos casarnos para amarnos, comenzaremos a armarnos verdaderamente. El amor no se ata con un papel o con la bendición de un cura, el amor es libre como el viento, tiene su propio motor que lo impulsa; solo nosotros podemos ser su volante y darle dirección. El amor es energía y la energía se transforma, quizá mañana ya no compartan gustos y objetivos, quizá mañana no se entiendan y en ese momento ¿Qué se supone que debes hacer con el matrimonio? Si te separas, toda la sociedad lo consideraría un fracaso, entonces ¿Se fracasa al seguir lo que sientes? Si eso significa fracasar seré una fracasada pero jamás me sentiré presa de ningún paradigma social porque me mueven los sentimientos y aunque les pongo cabeza, entiendo que eso al mundo le sobra y, sentimientos, le faltan. Quizá mañana me case, pero lo haré por motivación propia, por hacer un ritual de amor donde expongamos ante dios nuestra promesa de lealtad y apoyo, pero no por seguir los esquemas infundamentados de la sociedad.